ACUÉRDATE DE REÍR

Con esos ojos brillantes que quieren comerse el mundo. Con carita de amapola y boquita de jazmín.

Te veo niña preciosa que hoy empiezas a vivir.

¡Qué camino tan extenso vas a tener que compartir! Yo que ya lo hice casi todo, hoy tengo celos de ti.

De tus ganas, tus zapatos, tus medias, tus pies descalzos…

Tus risas y tus quebrantos…

Te auguro grandes aventuras, experiencias bellas y puras. Amores de los de antaño, caminatas, sueños, baños…

Te deseo la ventura, la sonrisa suave y pura, la poesía más divina, la vida sin amargura.

Te mereces lo mejor, ser puro, ser transparente. Hija de mi mi mismo sol. Mi extensión, mi descendiente.

Dios de ti se disfrazó y hoy aquí se hizo presente.

REPASO ANUAL

Tímidamente asomaste añito de transición.

Entre resfríos constantes y mucha bulla alrededor.

Te desgranaste despacio, sin querer molestar mucho.

Pero al final resultaste tremendamente convulso.

Nos tocó estar bien despiertos y remar contracorriente.

Andar de aquí para allá, estando siempre presentes.

Y los astros y los dioses viajaron a nuestro lado.

Sabiéndonos poderosos es todo menos cansado.

Cultivamos la paciencia, olvidamos el pasado.

Rescatamos la inocencia y jugamos a su lado.

Fuimos fuertes, generosos, guerreros apasionados.

Superamos las batallas, la verdad está a nuestro lado.

Y llegamos a diciembre cansados, muy agotados.

Pero también satisfechos, renovados, preparados.

Gracias añito alocado que te despides tranquilo.

Déjanos dejarte a un lado, ya hiciste mucho ruido.

Vete pues a descansar, se acabó tu recorrido.

Ahora llega poderoso otro añito bienvenido

Y con certeza absoluta, con total seguridad

Te damos la bienvenida, creando la realidad.

POR LA CUERDA FLOJA

Sin sostén, sin red, sin mirar abajo, dando volteretas, brincos, puñetazos.

Saltando los charcos, cruzando el barranco, limpiándote el lodo, tragando los sapos.

Haciendo equilibrios para no caer, controlando el aire, bebiéndote el tiempo, mirando de frente tu futuro incierto.

Con sabiduría, con conocimiento, sabiéndote fuerte, vivo y en lo cierto.

Controlando el miedo, no temo a la muerte, tengo la certeza y soy consecuente.

Poniendo en la práctica tu instinto animal, jugando a la vida como hay que jugar.

Respirando hondo, profundo, insistente, sabiendo que nadie tiene la patente para andar derecho, para estar presente.

¡Hay que construirse cada día, valiente!

LA VIDA ES UNA FIESTA

Cuando olvidas el miedo y confías en la vida. Cuando no te anticipas a todos los problemas.

Cuando aparcas las dudas y alimentas los sueños. Cuando abres la puerta a todos los misterios.

Cuando cierras los ojos sin pensar en mañana y te duermes tranquilo lejos de tus infiernos.

Cuando no tienes ganas de sufrir por si acaso, cuando todo el ocaso se ilumina en tu pecho.

Es entonces, mi hermano, que la vida es un sueño, una fiesta perpetua, un jardín, un portento.

Es entonces que creo que soy un ser humano, invencible, abundante, saludable, completo.

No tengo miedo a nadie, ni siquiera a los muertos. No me siento cobarde, no renuncio a mis sueños.

GRÀCIES SERRAT

Antiguamente, hace más de 50 años, allá por el siglo XX, el siglo de los humanos que vivíamos sin móviles en la mano…

En ese entonces lejano, de teléfonos y botones, conferencias penitentes, panderetas y tambores…

Allá por aquel entonces, cuando éramos enanos con calcetines de seda y alpargatas y tejanos.

Allá, digo, éramos inocentes, alegres, desenfadados y oíamos a Serrat con velitas en las manos.

Ayer, cuando vi el concierto de despedida del ‘nano’, me entró un sentimiento extraño de nostalgia y desamparo.

De pérdida, de tristeza, de: ¡»joder cómo pasan los años»!

Y me llamó la atención que en lugar de esas velitas que encedíamos antaño, hoy despidieran al poeta con móviles en la mano.

Menos romántico sin duda y sin duda, mucho más práctico.

Gracias, querido Serrat, por cantarle a cualquier santo, sea chino, catalán, aragonés o murciano.

Has sido muy especial. Te agradezco tantos años, tantas lágrimas de sal, tanto amor, tanto arrebato.

Tanta música celestial, tanta poesía. Tanto artista colosal, tantas letras que me enseñaron a hablar en catalán.

Gràcies Joan Manel Serrat. Gràcies per ser un tío tan maco.

MIRÁNDOME DE FRENTE

Los ojos de tu padre, la nariz de tu abuela, la boca de tu madre, el corazón de tus hijas, la mente del demonio, el alma de tu ángel de la guarda, la frente despejada, la sonrisa discreta, las canciones italianas y tu pasado en la puerta.

E tu come stai?

Il tempo non è mai passato tra di noi…

¿Cómo que no?

FELIZ NAVIDAD

Cuando yo era jovencita tuve un novio muy tradicional al que invité a pasar la nochebuena en mi casa.

Él muy circunspecto me dijo que: ‘per Nadal cada ovella al seu corral’*.

Y a mi me sentó muy mal.

Yo ya no era mucho de corrales, y de ovejas…

Estas fechas señaladas de algarabía obligada, donde has de estar contento y con la boca ocupada, donde luces, música y juegos tienen que ser lo primero.

Donde te lo has de comer todo, con pasión, gula y deseo.

Donde se junta la gente sin las ganas de juntarse.

Donde has de regalarlo todo sin saber qué regalarte…

Estas fechas de dispendio, de alegría desbordante, de quererte con tu primo, con tu hermano, con tu padre…

Son de todo menos santas, son de todo menos bellas, son una farsa contínua sino no tienes muchas ‘pelas’.

Celebra la Navidad con respeto y continencia.

Cristo está dentro de tí, no lo busques en las tiendas.

*’por Navidad cada oveja en su corral

PALOS A GUSTO

Desde el lugar que te toca, sin juzgar, sin decir nada, sólo poniendo esa cara que te delata…

Ofreciendo el corazón, el amor y la empatía, respirando la alegría, confiando en su camino.

Palos a gusto no duelen, decían las viejas sabias, las que remendaban faldas y guardaban tus juguetes.

Aprende a soltar el lastre, a confiar en la vida, a despojarte de ira, de miedo y de desamparo.

Y bendice su camino, respeta sus decisiones, afianza tus ilusiones, y desayuna despacio.

Palos a gusto no duelen. Disfruta pues de este día, vive tu vida carajo.

THELMA

Tienes nombre de escritora, de actriz, de mujer seductora.

Vas con h intercalada, elegante y pensadora. Suenas rotunda, brillante, profunda, sensible, impresionante.

Una niña hecha mujer, que no quería crecer.

Pero has crecido, midori, llena de miles de colores, de libros con sabor a miel, con canciones e idiomas a flor de piel.

Eres una mujer sabia, exquisita, linda, bella. Amiga de tus amigos, Divina hija, hermana buena.

Te estás haciendo mayor pero guardas el candor de cuando eras pequeña. Inquieta como un volcán y profunda como el mar.

Mírate bien querida Thelma, y regálate la risa, ámate con desmesura y cuídate con locura.

Eres mi niña pequeña, mi amor más puro y profundo, gracias por venir al mundo. Un orgullo ser tu madre❤️

TUS HIJOS SÍ SON TUS HIJOS

Tus hijos sí son tus hijos, también lo son de la vida, vinieron porque quisieron, escogieron su guarida.

Son cachorros indefensos, niños llenos de misterio, adolescentes inciertos, adultos, padres, abuelos…

Tus hijos son tu semilla, tu mañana, tu desvelo. Tus hijos tienen su vida, pero la tuya sin ellos, es una vida vacía, ellos son tu amor eterno.

Y se irán lejos un día, vivirás también sin ellos. Conocerás sus heridas, te desvelará su sueño.

Y tu teta vieja y caída se acordará de su boquita de terciopelo.

Tus hijos son tu alma, tu corazón y tu alegría, pero sin pausa y sin miedo, déjalos hacer su vida, confía un poco más en ellos.

Soltar lastre es tu sabiduría y la confianza, mi amiga, de que todo es para su mayor crecimiento.

Te separarás de ellos, porque eso es ley de vida pero, sin duda querida, tus hijos son tu álter ego, esa luz en la retina, esa verdad, ese misterio.

La mayor algarabía, el más grande amor eterno.