HAY CAMINO

Recorrimos caminos imposibles y nuestros pasos los hicieron posibles. Atravesamos montañas que no tenían final.

Conocimos la emoción de creernos invencibles. Pisamos los barrancos pensando que era el final.

La Tierra nos sostuvo, igual que nuestra fuerza, la fuerza que sacamos de no sé que lugar. La fuerza primigenia de la supervivencia. La fuerza que te lanza sin mirar nunca atrás.

Atravesamos todos los puentes imposibles, los ríos desbordados, las piedras gigantescas.

En barrancos eternos dejamos nuestras fuerzas, pero nuestra esperanza sostuvo nuestra esencia.

Nunca desfallecimos, queríamos llegar.

El camino es la Vida, para eso hemos nacido, para superar obstáculos siempre, siempre, hasta el final.

Sin rendirnos a nada, sin llorar por las penas, sin quejarnos por nada, con confianza total.

Cual valientes guerreros pasamos por la vida y el camino de Bolivia nos enseñó a andar.

EN EQUILIBRIO

Que tu cabeza piense lo que tu boca diga y lo que tu corazón sienta.

Esa es la ley divina. La ley del equilibrio que te enraiza en la Tierra, te conecta con tu Alma y tu esencia primitiva.

Que tus actos reflejen, lo que tus palabras opinan y todos tus pensares sean pensares de vida. Que nunca, nada ni nadie te distraiga en tu día de cumplir tus misiones con pasión desmedida.

Porque tuyo es el tiempo, tu controlas tu vida, tu eres siempre el maestro, no lo olvides jamás.

No busques en el otro lo que siempre supiste, escucha en el silencio y tu alma te hablará.

Porque tuyo es el tiempo, el espacio, el momento. Porque tu eres el dueño, no lo dudes ya más.

Toma el timón compadre, y llévate a buen puerto, conoces el camino, el corazón te guiará.

SÉ PACIENTE

Todo llega, todo pasa, todo siempre es siempre igual. Nada cambia, nada muere, todo vuelve a comenzar.

Una danza intermitente, que parece que tiene que acabar. Pero nada acaba, sé paciente. Todo vuelve a comenzar.

Es el baile de la vida, la experiencia que viniste a experimentar, aprendiendo, comenzando y volviendo a comenzar.

Y parece que no avanzas, que siempres estás siempre igual. Pero cada día eres más sabia, más vieja, más virginal.

Porque siempre recomienzas, porque puedes rectificar, aprender de tus errores, aprender a respirar.

Y tu último suspiro, no será el temido final, porque la vida comienza y otra vez vuelve a empezar.

Por millones de millones de eones aquí seguirá, vinimos hasta esta Tierra a dar Amor, nada más.

Todo pasa, todo queda, todo vuelve a comenzar.

Tu Ser es eterno amigo, no temas, ni dudes más.

MI MADRE

Me pariste una tarde de dolores y miedos, pero cuando me viste se te pasó el dolor.

Me diste de tu leche, me acunaste en tu pecho y te hiciste conmigo más sabia y más mayor.

Fuiste bella y valiente, trabajadora y limpia, hacendosa, complaciente, como así había que ser.

Eran tiempos de guerras, machismos, represiones, eran tiempos oscuros que no llevaste bien.

Mujer atemporal, buscaste tu camino, y había tantos baches que no te dejaron avanzar…

Que un día decidiste, volver a tu destino y convertirte en polvo, en estrella fugaz.

Y hoy te veo en mis manos, te escucho en mis latidos, te siento por las noches cuando ayuno y suspiro.

Cuando me contorsiono, medito, me maquillo, cuando veo a tus nietas, igualitas que tú.

Y te digo mamá, que honro tu camino, que extraño tu sonrisa y añoro tu calor, pero que estoy contenta por haberte escogido, porque fuiste mamá, la mami más mejor.

LA SALUD

Quiero dedicarte mis mejores versos a ti que haces que me sienta vivo y energético

A ti que me acompañas sin que me de cuenta, cuando me abandonas me siento muy huérfana.

Eres añorada, eres requerida, eres envidiada y bien recibida.

Pero no te cuidan, nunca te agasajan, no te dan regalos, no te hacen la ola.

Parece que siempre tuvieras que estar a mi lado y cuando te alejas, el miedito asoma.

Nos gusta estar sanos, y cómo te extrañamos cuando de repente te vas de nuestro lado

Hemos de cuidarte, salud de mi vida, tener más cuidado, y darte más caricias. Cuidar lo que entra por nuestra boquita cuidar las palabras a veces mal dichas.

Cuidar nuestro cuerpo, salir a airearlo, porque el pobrecito se oxida a diario. Cuidar los pulmones que respiren sano, mimar nuestro higado que no esté enojado.

Salud de la vida, no me dejes nunca, ni de noche, ni de día.

LEY DE VIDA

Me cuidaron y cuidé y ellos están hoy cuidando y de ese modo la vida se va así misma replicando.

Y es ley de vida que sufras y no entiendas y no sepas, la vida tiene sus normas, ya no es tu tiempo, ni son tus reglas.

Padres que tienen sus hijos, hijos que se hacen mayores al tiempo que se vuelven viejos sus progenitores.

Y es así como ha de ser, sin que nadie lo remedie, la vida pasa volando y el baile sigue indeleble.

Todo cambia, nada permanece, aunque parezca mentira, tus hijos no son tus hijos, son los hijos de la vida.

Mírate pues al espejo, en el fondo de tus ojos que aún brillan como al principio, aunque miren de reojo.

Toca tu piel, tus arrugas, tus mechones hoy canosos, saben lo que es la ternura cuando tu nieto te mira a los ojos.

Vive y déjalos vivir, vivir es una aventura, cada quien con sus zapatos ha de andar su propia ruta.

Y SI ME PREGUNTAN CUAL AMOR PREFIERO – MECHI MASTANDREA

Y si me preguntan cuál amor prefiero…

Y… prefiero el amor calmo, el que no vive en el abismo. Ese que está lleno de charlas como de silencios, que no necesita mucho ruido ni llenar vacíos.

Ese amor que camina de la mano por la vida, no solo por la playa, el que abraza apretado, acaricia el pelo y la espalda. Ese amor que es bien sincero, que a veces se equivoca, perdona, olvida y ama. Ese que proyecta a corto y largo plazo, que se admira, se cuida, se extraña.

Y… prefiero el amor sin publicidad , ese que no necesitan mostrarse todo el tiempo feliz porque la gente lo sabe con solo mirarlo y estar juntos es lo único que basta. Ese amor que destila complicidad, risas tentadas, lágrimas emocionadas. Amor que lucha contra el destino cuando la fatalidad golpea y asusta y celebra la vida, la magia, lo lindo.

Y… prefiero amor del correcto, lleno de todo lo bueno, de paz, esperanza y calma y no de ese amor que se esconde, miente y vacía el alma.

Si me preguntan cuál amor prefiero, prefiero el amor que no necesita palabras porque se dice todo con una mirada. Ese amor que no te obliga a ser perfecto porque lo imperfecto también se ama. Amor que te hace mejor persona y engrandece el alma. Amor que envejece abrazándose fuerte hasta el último suspiro de vida.

Y si me preguntan cuál amor prefiero… este amor prefiero yo.

Mechi Mastandrea noviembre 2015, Buenos Aires,Arg.

ENSEÑANZAS DEL MAESTRO ZEN EJO TAKATA -(Kôbe 1928 – México 1997)

  1. “Tú eres la causa de lo que se te opone. No existe oposición fuera de ti.”
  2. “La única ley del universo que no está sometida al cambio es que todo cambia, todo es efímero.”
  3. “Ahora cae una tremenda lluvia. Ahora aprecia el ruido de esa lluvia.”
  4.  “Aquello que te hace falta, búscalo en lo que tienes.”
  5.  “Olvida tu orgullo. Y aprende de los otros todo lo que puedas.”
  6. “Cuando quiebres el espejo te será posible mirar en ti mismo”.
  7.  “No hay manera de capturar la luna en la corriente del río.”
  8. “Hoy se hace ayer. Hoy se hace mañana. Ayer y mañana se hacen hoy.”
  9. “No temas avanzar lentamente, solo teme quedarte en un mismo sitio”.
  10. “No hacer algo, es hacer algo”.

AYUDAR A LOS DEMÁS

Te invito a experimentar ayudar a los demás

Es un viaje de ida con la vuelta merecida

Te sube el ánimo, te alivia al alma, te reconforta y te sana las heridas

Ayudas pero te ayudas, te acaricias mientras das caricias.

Es la reciprocidad, el “ayni” de los aimaras, el amor,

la voluntad de servir a los que amas

Y amar aunque no te amen, y dar aunque no recibas

y pensar en el de al lado sin pensar en tu barriga

Es el ego realizado, la razón del ser humano

estamos aquí de paso, vayamos pues de la mano.

Escucha más al vecino, consuela al necesitado,

abraza bien a tu amigo es un tesoro muy preciado.

Y confía en que la vida siempre seguirá a tu lado

te devolverá con creces todo lo que has regalado.

Como es arriba es abajo, todo vuelve,

agradece, siembra, riega, mira cómo crecen

los frutos de tus trabajos.

Agradece y agradece y serás galardonado con bendiciones eternas

con la paz de ser humano en conciencia, en consecuencia

en amor eterno, hermano.

DECADENCIA

Imagino que todas las generaciones han vivido la decadencia. Todos en algún momento han vuelto a un lugar que recordaban y todo había cambiado.

Pero la calle Caspe a la altura de Paseo de Gràcia ha cambiado tanto que ya no se parece en nada al lugar donde se conocieron mis padres, donde transitaba mi abuelo cada día para ir a trabajar hace 70 años, el mismo lugar donde yo estuve trabajando hace 40. Sólo queda una emisora decana de la radio en España, EAJ1-Radio Barcelona, que ha perdido todo el glamour de los años 50-60-70 con su escalera de madera imponente por donde mi madre bajaba con sus tacones de aguja, cual estrella de cine, no en vano más de una vez la confundieron con Liz Taylor, aunque mi madre siempre fue más guapa y más simpática.

La misma emisora en donde mi padre realizaba sus radio teatros en riguroso directo con la emoción y la profesionalidad que eso significaba.

Ya no existe el maravilloso estudio Toresky, tal como lo recuerdo, donde viví como redactora aquella mágica noche del 82 donde creímos todos que por fin llegaba la izquierda al poder, ¡qué ilusos!

Hoy he vuelto a mi querida calle Caspe buscando un café que recordaba exquisito pero no recordaba que tampoco existe el mítico Bracafé. Los últimos que tuvieron el privilegio de conocerlo fueron los turistas que tampoco hoy pasean por mi ciudad.

Mi ciudad es hoy un lugar desconocido para mí, e imagino que para muchas personas de mi generación.

Regreso pues a la naturaleza, en donde los cambios no me producen nostalgia, en donde el aire me habla y me acaricia, en donde los árboles cambian su traje en equlibrio y armonía, sin sobresaltos, en donde cuando llueve, truena y relampaguea mi alma se renueva y confía en que un mundo mejor siempre es posible.