LAS NUBES SE LEVANTAN

Cuando los pájaros cantan las nubes se levantan

Las mariposas se acercan y los búhos se desvelan

Un perro ladra a lo lejos y tu gato te regala un bostezo

El cielo quiere llover y la tierra no lo deja ejercer, todavía hace calor en la casa del corazón.

Un poupurri de palabras se amontonan en mi mente y yo no puedo explicarte la inmensidad que se siente, sentada enfrente del sol, escuchando latir mi corazón

El silencioso sonido del trino del pajarillo o el calor de aquella nube, o el color de aquella flor. Todo en mi casa se alinea para que me sienta mejor

A ver si ya de una vez aprendo a estar y también a SER

EL SAGRADO MASCULINO

Texto Rishima – Voz Pankara – Música J.Ribes

Creo que los hombre sensibles y amables, en los hombres místicos que creen en sí mismos.

Creo en los hombres que buscan la templanza y la paz en su interior.

Creo en los hombre poetas, soñadores, magos, escritores, alquimistas, artistas, maestros y ángeles.

Creo en los hombres a los que les gusta bailar y cantar y hacer de la vida una celebración.

Creo en los hombres que abrazan a su niño interior herido, escuchan y abrazan la verdad.

Creo en los hombres que quieren sanar y ayudar a otros a sanarse a sí mismos.

Creo en los hombres que se niegan a ser esclavos de su propia herida y que a pesar del dolor la limpian y sanan pacientemente con amor y valor.

Creo en los hombres que vienen de las estrellas y recuerdan el poder de sus alas, el poder de sus manos y el poder de sus corazones.

Creo en los hombres que conocen la intuición y la usan como su brújula.

Creo en los hombres que comparten la libertad porque son libres y no conocen otra forma de vida.

Creo en los hombres protectores de la energía femenina que saben leer los ojos de su amada y que no pretenden cambiarla, simplemente para acompañarla sabiamente en su huida.

Creo en hombres completos que no necesitan nada del exterior porque ya saben que todo está dentro.

Creo en los hombres que hacen fuego cuando tiene frío, que se refugian en el agua cuando tienen sed.

Creo en los hombres con ojos sinceros que se ven a sí mismos y por eso aman y respetan a todas las criaturas que existen en la tierra.

Creo en los hombres perfectamente imperfectos porque es en esta imperfección donde también encuentran su belleza.

Creo en hombres sensibles que saben recibir y dar amor en equilibrio, que escuchan y también hablan que viven y los dejan vivir.

Creo en los hombres que viven la sexualidad como algo sagrado, porque saben que es un regalo maravilloso en donde pueden crear la alquimia más pura e inimaginable para ambos.

Creo que los hombres con sentimientos claros, que son accesibles y que están presentes dentro de sí y para los demás.

Creo en los hombres que caminan descalzos y hablan con las plantas.

Creo en los hombres tiernos y salvajes al mismo tiempo,

Creo en el hombre santo y en toda la divinidad que posee.

Creo en los hombres magos que todo a su paso embellecen, que su vida es un arte y que deleitan con sus dones.

Creo en el sagrado masculino y en toda la divinidad que siempre llevaron.

METAMORFOSIS

Ando buscando una oruga que se volvió mariposa

Le devuelvo su hermosura y le regalo una rosa

La tuve desde hace tiempo viviendo a costa de mí y no pude darme cuenta de que quería vivir

Vivir como mariposa, volar y tocar las nubes, jugar cerquita del sol y traspasar los azules

Mi mariposa bonita no se miró en el espejo y se creyó una oruguita por el suelo del despecho

Aún así te doy las gracias, oruga de mis amores, ya que solo por tu causa hoy puedo oler a las flores

SI MIRAMOS HACIA ATRÁS

Fragmento del viaje Wiñay Marka

Amawta Fernando, sacerdote solar de la Pachamama

Si miramos hacia atrás miramos el futuro distante pisándonos los talones, siempre equidistante, sin atropellarnos.

Si miramos adelante, miramos la película del pasado sirviéndonos de alfombra para superarla.

Si supiéramos superar el pasado con el corazón de un guerrero de luz y amor, para conectarlo al futuro que viene pisándonos los talones acartonados del camino, podríamos caminar en círculo, saltando sobre nuestros propios miedos, girando cuando quisiésemos sobre el propio eje de nuestras intenciones libres y puras que aparecen mientras fluimos.

Si pudiéramos tejer nuestro camino de esparto, mimbre y tierra roja, todo sería más humano.

Si aprendiéramos a desatar las hebras enredadas del tiempo, tejidas a través del tiempo y del miedo, seríamos más libres y más estables.

Si vemos a nuestro alrededor, vemos montañas y Apus sempiternos, que no se inmutan jamás frente al drama humano. Gigantes que han visto enrollar la historia humana alterada de falsos principios y claves perversas que hablan de cálculos que suman y multiplican siempre el mal y suman desasosiego y egoísmos.

Si no tuviéramos cabezas y aún las alas fueran nuestras, el corazón nos serviría de motor para pensar la vida y sentir nuestra esencia angelical.

Si vemos con los ojos del corazón y con el espejo del alma, alzando las alas que nunca perdimos y recolocamos nuestro pensamiento en medio del altar del plexo, se nos abriría la perspectiva del amor infinito, el mundo de las soluciones matemáticas con las que fue creado el infinito.

Si pudiéramos restar y no seguir insistiendo en sumar, si pudiéramos multiplicar los abrazos, el perdón y la empatía, restar el dolor innecesario y elevar a la tercera potencia el poder divino que cada niño trae al planeta, se borrarían las lágrimas, el horror de la guerra, la perdida de la fe, no necesitaríamos abrir agujeros momentáneos, para escapar momentáneamente de la pantalla de la vida. Nos mantendríamos en el mismo canal de vibración sin necesidad de huir a otro.

Multipliquemos lo aprendido hasta hoy y bajemos las oraciones a la tierra, para que la Pachamama nos escuche, porque el padre vive en nosotros y no hay necesidad de buscarlo en el infinito del cielo, así que no hay necesidad de viajar a ninguna parte para sentirlo junto a nosotros.

Multiplicad el equilibrio y la certeza en esta tierra dual, que guarda las claves de la vida y fortaleced la fe para el resto del camino.

Jallalla♥

AGUA VA¡!

¡Qué inmensamente pequeños!

¡Qué inestable equilibrio el humano!

¡Qué frugal su paso por la tierra!

¡Cuánta necedad!

¡Tan frágiles y tan soberbios!

Pequeños seres humanos que nos creemos importantes…

Hasta que Gaia estornuda y nos vamos a hacer puñetas.

Grande la madre naturaleza, compasiva madre que se apiada de nosotros y nos permite jugar con ella un rato….Pero no os confundáis, ella siempre gana.

DÍAS CONVULSOS

El Valle de los Caídos ni es un valle ni eran caídos.

Eufemismos que hoy en día van perdiendo fuerza y hacen que la gente salga a la calle.

El Valle es un monumento de cemento fascista y los caídos fueron los perdedores de una guerra cruenta como todas.

Vivimos tiempos convulsos de revueltas y manifestaciones.

Si damos un paso atrás, tal vez veamos que todo está bien.

Que todo es por algún motivo.

Confiemos en el orden del universo que siempre equilibra y dirige con sabiduría.

Confiemos en el Ser Superior de cada uno de nosotros que nos guía con amor hacia la casa del Padre.

Confiemos♥

LO HICISTEIS BIEN

Lo hicisteis bien

Con muchos miedos y con pocos medios

Lo hicisteis bien

Padres, abuelos y bisabuelos

Lo hicisteis todos muy bien y no pudimos decíroslo

Vuestro tiempo y nuestro tiempo no era el mismo

Pero sabed que lo hicisteis muy bien, tan bien como pudisteis, tan bien como supisteis, tan bien como os dejaron

Lo hicisteis bien y somos vuestros hijos que seguimos haciéndolo bien, a pesar de las culpas mal resueltas, de las reponsabilidades demasiado grandes, de la ignoracia incosciente

También lo hemos hecho bien. Siempre que escuchamos a nuestro corazón y nos reconciliamos con la vida y su enseñanza.

Lo hacéis bien hijos amados. Vosotros también lo estáis haciendo bien.

LA ABUELA

A veces una abuela se me engancha. Yo al principio no me doy cuenta. Lo hace sutilmente. Sin hacer ruido. Aprovecha cuando estoy relajada y confiada. Cuando dejo el control.

Entonces ella, cual lapa de la costa Brava, viene y se me engancha.

¿Qué cómo me doy cuenta? Pues porque empiezo a debilitarme o me duele la espalda o me canso mucho, como si la llevara a cuestas. Y es que es así literalmente, la llevo a cuestas y su energía de abuela cansada se mezcla con la mía, la absorbe, se la come y me deja vieja y cansada a mí.

¿Qué por qué me pasa? Pues no lo sé, quizá sea porque conmigo se vive muy bien. Soy una mujer honesta, verdadera, fiel y sincera, leal, espontánea, divertida y responsable, amable y respetuosa. Soy guapa y estoy sana. Soy inteligente y también muy lista y espabilada. Tengo un gran corazón y no soy rencorosa. Soy un poco vanidosa y me gusta sentirme querida y aceptada, pero eso también le pasa a la abuela lapa. Por eso le gusta engancharse a mí y compartir mis cualidades.

Yo dejo que esté conmigo unos días…¡como no tengo abuela!…, hasta que la despido respetuosa y amablemente.

AQUI Y AHORA

Ocupada en el ahora sin mucha preocupación

Todo está como es debido, no existe ningún error

Aceptar es la palabra, también reconciliación

Mírate en el espejito y date un buen achuchón

Eres tan poquita cosa y a la vez tan grandullón

Que casi siempre te pierdes con tanta contradicción

Pero es Aqui y es Ahora donde está la solución

Nada más existe hermano, vive sin más dilación

No te arrepientas mañana por no haberlo hecho mejor