A MI MADRE

IMG_20160625_072727Olor a gardenia y a bata de guatiné, perfume de mamá.

Mi madre era una diosa griega y nació en un época equivocada. Mi madre era una mujer salvaje encorsetada en una faja de ballenas, atrapada en un cuerpo voluptuoso, esclava de una sociedad hipócrita.

Mi madre era una mujer sabia e intuitiva que no pudo ejercer su magia. Su magia era su esencia, su aura pura, su mirada limpia, su sonrisa espontánea que se fue marchitando con el tiempo. Mi mamá era divina, más divina que humana. Etérea, frágil, delicada como la gardenia de su solapa, pero fuerte como sus tardes solitarias de radioterapia…

Mi madre es mi guía. Su ejemplo mi camino de esperanza. Su entereza mi fuerza escondida y ahora recuperada. Su amor… su amor, mi amor, mi alma!

Su amor he descubierto entre muchas lágrimas. Te añoro madre mía, te reconozco y te honro. Tu vida fue un suspiro, dejaste huella larga y desde que te fuiste te he buscado sin calma. Ahora sé que tu esencia vive en mí, mamá amada, sé que soy tu mayor tiunfo, tu orgullo y tu mañana.

Te amo madre humana, a través de la tierra, de la luna, del agua, te amo con las flores, en los bosques, en casa…

Y agradezco a la vida que me trajeras en tu panza.

 

 

 

 

 

 

 

Lo siento. Gracias. Nos amo

posta de sol Maig 2018 Lleida

Lo siento, cada vez que mi ego toma el mando.

Lo siento cada vez que contesta por mí.

Lo siento cuando se siente atacado, cuando se defiende atacando.

Lo siento porque se entristece el alma y se engorda el pensamiento.

Lo siento porque malgasto mi energía amorosa y la convierto en dolorosa.

Gracias porque aunque tarde, siempre me doy cuenta.

Gracias porque me sirve para aprender.

Gracias porque acaba sucumbiendo ante mi esencia.

Gracias por ayudarme a crecer.

Nos amo a ti hermana, a ti alma gemela, a ti hija, compañera de camino.

Nos amo alma solitaria que en compañía te reconoces.

Nos amo, alma, ego, cuerpo, mente, espíritu, esencia de Pankara.