MI MISIÓN

Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar…que es el vivir.

Allí podemos reunirnos, jugar con las olas y resurgir.

Nuestras vidas… ¡qué regalo!

Un misterio en el devenir, somos seres cuánticos, universales, únicos, seres sin fin.

Venimos con mil misiones que seguramente nunca podremos cumplir, pero yo no desfallezco y moriré en el intento, mi misión sólo es vivir.

Me conformo con muy poco, con ese rayo de ese sol que me alumbra y da calor, me conformo con tu risa, con tu palabra, con tu caricia, con saberme sana y enraizada por fin.

Mi misión es estar aquí, ayudando a ser mejores a quienes me quieran oir, mirándone muy adentro, sin juicios, sin culpas, sin reproches, ni escarmientos.

Compasiva, reflexiva, paciente, superlativa con ganas de ser feliz, y ver crecer a mis nietos, abrazar a mis biznietos y ver a mis hijas vivir en amor, en equilibrio, en abundancia, en abrigo con sus seres más queridos, conmigo hasta que llegue el fin.

PERO…¿QUÉ LES PASA? – ANÓNIMO

De golpe, me transformaron en una persona “anciana”.

De golpe, comenzaron a tratarme como si fuera una persona “limitada”, a la que hay que “ayudar” porque sola “no puede o no sabe”.

De golpe, el Mundo se debate si dejarnos encerrados o no, si valemos la pena vivos o no.

Pero, ¿qué les pasa? ¿Quién construyó este Mundo que ahora viven?

Déjennos, cuidarnos solos/as, Nosotros/as, los que hasta hace media hora dirigíamos fábricas, organizaciones, instituciones o éramos profesionales independientes. No perdimos ni la razón, ni el juicio. No nos cuiden de manera incorrecta. Consulten, con nosotros/as qué hacer, tenemos sabiduría, experiencia, sentido común y menos miedo que ustedes, los más jóvenes. También, tenemos sentimientos y proyectos en la Vida.

De la misma manera, que un púber de 13 años no se equipara a un joven de 25 y ambos están en diferentes etapas de la adolescencia, una persona de 65 o 70 no se equipara a una de 90, siendo ambas personas mayores en edad.

No se equivoquen. A nuestra edad, tenemos mucho para enseñar y ustedes mucho que aprender. Ser “mayor”, no es una “plaga”. Es un Derecho al que ustedes los jóvenes y Dirigentes no querrán renunciar.

¡¡No nos pidan a nosotros que renunciemos!!

TRANSMUTACIÓN

La Vida transcurre incansablemente… dentro y fuera de nuestra Percepción.  Como un mar en calma o cual tsunami que arrasa con todo lo que se interpone a su paso…

Las emociones que surgen como si se hubiera pulsado un botón desde un lugar que desconocemos porque no conseguimos ubicarlo en ningún lugar conocido de nuestro interior… detonan y arrasan removiendo nuestro mar interno, sin que, en el instante en que se producen. .. las podamos detener… ni mucho menos, controlar.

A medida que Avanzamos hacia el centro de nuestro Corazón, vamos descubriendo que, en el instante en que se produce la explosión emocional… Algo interno intercepta la detonación… es entonces cuando podemos Observar que ocurre… y Serenar nuestra respiración.

Comenzamos a “darnos cuenta ” del “porqué ” o el “para que ” se ha producido la situación que, por un instante, nos hizo Sentir que habíamos perdido la Conexión con la Paz y el Amor que Creíamos Ser…

Abrazamos el Sentimiento que se Manifiesta tras la emoción… y lo llevamos hasta el Corazón… y la Alquimia del Amor lo transforma en Claridad… nos devuelve la Calma y  de nuevo podemos Percibirnos en Amor.

Si logras fundirte en Él… lo Manifiestas e Irradias sin interrupción… la Fuente del Amor que Somos no cesa de brotar… si nos sumergimos y fundimos en Ella, su caudal es abundante y lo Percibimos con Fuerza… si la ignoramos y nos enfocamos solamente en el mundo exterior, en relaciones desestabilizadoras, en el miedo, el apego y la posesión… el caudal disminuye y no podemos percibirlo… aunque la Fuente del Amor sigue brotando sin cesar… porque Allí Mora nuestra Divinidad… porque es la Vida que Genera la Danza de la Creación… los latidos, acompasados marcan el ritmo que refleja nuestra forma de Danzar…

Y Giramos Infinitamente a través del Tiempo y el Espacio… nuestros Movimientos van Abriendo paso al Sendero que en ese momento nos invita a entrar… y a experimentar.

Nadie nos “coloca” un camino u otro a seguir… Si no Vibrara como nosotros, no lo podríamos Ver ni Sentir.

En el Silencio de la noche, brota la Inspiración… hoy la he escuchado y la he plasmado en esta Reflexión.

Con Amor os la Comparto y os invito a entrar … desde vuestro Corazón.

Madrugada del 23/4/2020.

Asha

DESCOMPRESIÓN

Día y noche, noche y día, se combinan cual melodía. Espero que salga el sol, o llueva o haga calor.

Poco más ya me interesa, ni las voces, ni las letras. Las noticias no las creo, para mí son todo cuentos, fábulas de medio pelo.

Prefiero salir al campo, al mar, al monte, a los prados. Las vacas son amorosas, los pájaros, las rosas…

Todo vive en equilibrio. Nada es casual, nada es tibio. La naturaleza sabia te sacude la nostalgia. Te invita a estar enraizado, potente, capacitado.

Somos los amos del mundo que está en nuestro ser profundo.

No quiero más vestimentas, ni más lujos, ni más fiestas…

Me interesa tu conciencia, escuchar palabras tiernas, la mirada de mi nieto, el sabor de la receta que cocinaba mi madre cuando yo era muy pequeña.

No me interesa el trabajo, no quiero más competencia, mi vida está ya completa. Lo que necesito es poco: una cama, mucho sol, comida con mucho amor, y respirar cada día sabiendo que aun estoy viva.

Soy un animal humano y quiero darte la mano, agradece lo que tienes y quédate con lo que eres.

No le envidies a tu hermano, saldremos todos de ésta, nos veremos a la vuelta

LAS PALABRAS DEL AMAWTA PARA EL NO TIEMPO

Es sorprendente el humano y la vida misma. Nuestro mundo está inundado de creencias, la mayoría falsas y, sin embargo hacemos lo que sea para darles vida y sorprendernos a nosotros mismos. Hace un mes vivíamos aún de propuestas viejas y todo recaía en el dinero y en las mercancías, en los abalorios y en los bienes materiales. Y nos ilusionaba la seguridad que nos daba el saber que por detrás y por delante de nosotros, de cada humano, existía una dudosa ciencia que garantizaba nuestro bienestar físico. Las empresas de venta de fármacos en el mundo eran las más prósperas porque vendían soluciones para todas las posibles e imposibles dolencias físicas. ¿Qué ha pasado con ese mundo ilusorio de soluciones desechables que nos procuraban un estado confortable a prueba de guerras y pandemias? ¿Dónde ha ido a parar el orgullo humano que juró fidelidad a la ciencia y en su ignorancia inocente se señoreó con la falsa algarabía que tiene el diablo de saberse el más bello y el más sabio y poderoso del Universo? Anteponiendo su fe a la de su Dios, pretendiendo hacerse el dueño de la vida. ¿Cuál es el límite del dinero que parecía ilimitado? ¿Qué puede valer hoy más que todo el dinero del mundo? Ya se ve que el dinero no se come. Aún vivimos con la inocencia de pretender seguir plasmando nuestros anhelos de superación capitalista, creyendo que en algún momento se detendrá el riesgo de ser contagiados, sin prever la posibilidad de quedarnos a medio camino, rezagados en nuestros proyectos, gastando vida esperando resolverlos en la próxima reencarnación. Nuestra relación con la madre tierra y con el gran espíritu en el que el punto de equilibrio es el hombre, ha sido alterada por muchas malas prácticas conscientes e inconscientes. ¿Qué podemos esperar los humanos que hasta hace tres meses nos creíamos poseedores absolutos de la vida, con la sarta de egos mal aprehendidos, heredados de sistemas paternalistas, que inculcaron en nosotros la irresponsabilidad de ser responsables, cada uno de nosotros, sin intervención de terceros? ¿Seguirá el mundo humano con esa consabida idea de vivir ilegalmente al margen de las leyes naturales y divinas, pensando que se pueden alterar sin tener consecuencias como las que vivimos? ¿Quién pagará la otra pandemia, psíquica, mental y espiritual, que conlleva este frenazo en seco con vuelco de campana? La añoranza natural a la libertad y al libre albedrío está seriamente dañada por culpa del bien común, que es la salud del otro y la propia. Pero la tierra no es el cielo. Aquí se impone la coexistencia de la dualidad preexistente. Aquí la luz y la oscuridad se turnan en una eterna danza inexpugnable. Aquí el bien y el mal se entrelazan cada uno a su tiempo. Aquí la vida y la muerte danzan tomadas de la mano, invitando a compartir su baile a cada ingenuo que sueña con divertirse. Aquí la guerra y el amor nunca pasan de moda y cada una actúa a su tiempo, en una larga tanda de actuaciones que terminan siempre en romances rotos. Aquí la verdad y la mentira preexisten sin sonrojos, se mezclan como vino y vinagre, porque uno es el pasado del otro. Aquí el amor y el odio bailan apurando su último tango y apuran su último trago de miel y vinagre. Aquí todo es dual y la dualidad está desatada y libre. Solo Dios es capaz de ser único en sí mismo. Aquí la carcajada y el llanto llenan los hospitales y los templos y juntos llenan los teatros. Aquí el criminal es el hambriento que mata por un pan para llevar al hijo hambriento. Aquí el héroe es el que mató el pan al panadero y al hambriento para erguirse en héroe de bronce y sal por dentro. Aquí se envidia al que finge la felicidad en línea y se apuesta por una felicidad virtual envenenada. Aquí podemos ser villanos un día y Ángeles el resto del año. Esta es la bendita tierra que heredamos sin merecerla, es el piso (suelo) y el cielo que ignoramos. Esta es la Pachamama que compartimos con el resto de seres que con otras conciencias sobreviven aún en los bosques profundos e invernales. Esta es nuestra cárcel y nuestro palacio, es nuestro cielo y nuestro infierno, aquí aprehendemos la maldad y la bondad a elección. Aquí soñamos los mejores sueños y las peores pesadillas. Aquí muchos quisieran dormirse y no despertar nunca, o despertar cuando la pesadilla haya terminado.

Un gran abrazo. Jallalla!!

Amawta Fernando, Sacerdote solar de los Andes.

UTOPÍA VS DISTOPÍA

Yo prefiero la utopía, inocente y compasiva.

Impaciente, generosa, optimista, suficiente.

Y…¡si!

Ha llegado la hora, del amor, la libertad, la hora de la alegría.

¡Vamos, vamos hermanitos, despertad de vuestra siesta y escuchad a la Conciencia!

Vuestra alma se abre paso, hacedle un poco de caso y vivamos la experiencia.

Ha llegado nuestro día, ahora es nuestro momento, esperamos mucho tiempo, llegó la oportunidad.

Somos muchos, somos fuertes, somos expertos, valientes…

Vivimos todas las vidas, no tenemos miedo a nada y no hay suficientes virus para quitarnos las ganas.

Salid de la madriguera con amor y mucha entrega, el futuro ya es ahora, sacúdete la pereza y abraza a la nueva aurora.

Pasamos muchos eones persiguiendo el arco iris, ¡Qué bendito privilegio es vivir este momento!

Aprovecha la energía y escucha la sinfonía que te ofrece el Universo. Proclama la Libertad que siente tu corazón, conéctate con tu Ser y con la Vida que está por nacer.

Menuda oportunidad, menudo susto también, tenemos miedo y también nos morimos por saber qué ocurrirá mañana. Y ¿sabes lo que te digo? Ocurrirá lo que quieras, tenemos todos los moldes, las llaves de todas las puertas. Aunque no te lo parezca tu tienes toda la Fuerza.

La Vida se abre paso hermano, somos Libres, Imponentes, Somos Uno y a la vez somos todos diferentes.

Nadie te puede salvar, no hay vacunas suficientes, sólo TÚ tienes la clave de tu vida y de tu muerte.

Hazte el ciego, el sordo, el mudo, no pases por el embudo. Reflexiona, sé tu mismo, nadie sabe más que nadie, escucha solo tu voz.

Nada es tan grave querido, acurrúcate en la magia que guardamos en la infancia. Todo es perfecto en los niños, no hay miedo, no hay distopía, solo ganas y optimismo.

No creas nada ni a nadie, eres dueño de ti mismo, escápate del abismo, conéctate con tu Luz.

Aprende a ser compasivo, amoroso, persuasivo. La utopía se abre paso con humildad y con conciencia. Confía un poco en la ciencia y mucho en tu corazón.

DESPIERTA

Despierta, no tengas miedo. Basta ya de tanta farsa.

“No salgas nunca de casa, ponte guantes y escafandra”.

Digo yo…¿será para tanto, este virus invisible? ¿No estarán exagerando, para hacernos inservibles?

Hoy las guerras son distintas, no hace falta tirar bombas, con inyectarnos el miedo a ellos les basta y les sobra.

Nos quieren tener quietitos, calladitos y asustados, mirando mucho la tele y comiendo demasiado.

Y si los niños se aburren, pues te aguantas y obedeces, lo importante es que el rebaño de pronto no se disperse.

No dudo que el bicho malo esté matando a la gente, no más que lo hace la gripe, el cáncer, el hambre, el coche o tu suerte.

Te tocará cuando toque, a pesar de los pesares, así que no tengas miedo y empieza a salir a la calle.

No es tu enemigo el vecino, no le tengas tanto miedo y permite que tu hijo vuelva a contemplar el cielo.

Respira, saluda al sol, compra poco, gasta menos, disfruta de lo que tienes, duerme, goza, vive, sueña…

La vida vida es hermosa hermano, ya llegó la primavera.

TIEMPO DE REFLEXIÓN

Estoy tan agradecida por este tiempo de pausa que me invita a reflexionar sin prisa, con confianza. Miradlo como un regalo, incluso consideradlo como el sacrificio sagrado que hacen los que se van al otro lado. Teníamos que hacer un ‘reset’ de nuestro pc descompensado.

Estaba todo al revés y hemos dado este traspiés, pero estad convencidos de que es para un mayor bien.

Los niños bien que lo saben y los abuelos también, ayudemos al que sufre por llegar a fin de mes, y cantemos la alegría del que puede respirar, del que goza de la vida, del que sabe disfrutar. Todo tiene su reverso, nada es del todo perfecto, pero tampoco la noche durará in eternum…

Esperar con confianza, saborear cada día, agradecer por tu casa, por tus hijos, por tu vida. Miremos esa botella medio llena de alegría, las penas siempre son menos si estamos en compañía. Disfrutemos los momentos también de tranquilidad, nunca seremos perfectos ni falta que nos hará.

Abracémonos, mimémonos, querámonos un poquito más, todo pasa por nosotros, tú o yo, ¡eso qué más da!

Venimos del mismo sitio, de una estrella, del más allá, y ahora es nuestro momento.

¡Vamos! aprovecha la oportunidad de perdonarte la vida, nadie más por ti lo hará.

Todo lo tenemos dentro, todo está bien. Así será🙏💜🙏

LA SOMBRA

Mi sombra me persigue, no se aleja de mí, cuando creo que se ha ido, vuelve a resurgir.

Es larga y muy oscura, se escabulle sin fin, y me saca la lengua y se ríe de mí.

Mi sombra soy yo misma, forma parte de mí, y le tengo cariño aunque me haga sufrir.

Cuando aprenda a esquivarla, estaré a punto de morir, mi sombra me acompaña, no me dejará ir.

A veces me parece que la he vuelto a perder, que conseguí zafarme de ella y su desdén. Mi sombra es ese ego, esa falsa modestia, ese orgullo, ese ser que quiere hacerse el dueño cual egregor fiel.

Qué ingenua y vanidosa eres sombra mía, ríndete de una vez, no seas tan altiva, déjame con mi vida, vete sin hacer ruido, no te quiero en mi vida, ya no tienes sentido.

Mensaje de Amawta Fernando Ergueta Sacerdote de Tiwanaku – Mensajero de los Andes Abril 2020

Desde mi refugio inesperado,
Desde el punto más lejano perdido entre el tejido de montañas y cielos, veo extrañado romperse el pasado.

Desde mi ventana recién inventada,
Veo romperse a pedazos el mundo que otros crearon y veo que no queda nada.
Desde el lugar que eligieron para mi refugio temporal y casual, veo pasar las Águilas resbalando por el cielo impecable y profundo.

Desde mi claustro
recién montado veo nacer otro mundo nuevo humano, veo pasar hombres y mujeres que se han atrevido a mirar el cielo otra vez, y con esos ojos humedecidos veo abrazarse y mirarse a sí mismos.

Desde la lejana aparente soledad de mi refugio, veo desplomarse a los gigantes de barro que con su sombra densa ensombrecieron la vida.
Veo erguirse por entre los montes y las praderas otra realidad que me cuesta reconocer.

Desde mi ventana
veo transitar el tiempo nuevo con paso ufano y libre.
Veo a personas más despiertas, menos estresadas, seres con los ojos más abiertos, que hasta se atreven a mirarte a los ojos y son capaces hasta de darte la hora o contestar a tu saludo y tu abrazo si pudieran.

Desde mi lejanía puedo sentir las lágrimas de la madre tierra que silenciosa y modesta aún es capaz de amamantar con sus frutos a sus hijos que tanto ama.
Desde la sima de la montaña puedo ver la inmensidad del padre sol que me calienta y puedo sentir que mi alma independiente de mi conciencia abre el canal de mi corazón para agradecer este momento en la que todo cambia y en el que nada será mañana lo que pudo ser ayer.

Desde el Rincón de mi confinamiento, puedo ver frente a mí, mi pasado y puedo percibir que los frutos del árbol del pasado están dando nuevos frutos.
Desde el lugar más profundo del bosque puedo percibir el aire más limpio, el sol más claro, el río más alegre con peces de plata, el cielo salpicado de oro, y puedo sentir el sonido de muchas cadenas invisibles que se rompen, liberando a millones de hermanos que se creían libres.

Desde es ta ventanita donde apenas cabe mi cabeza,
Puedo ver en las noches serenas el paso de miles de estrellas que derraman su luz y simiente nueva, sobre la conciencia de la nueva tierra para que de la nueva simiente brote un nuevo árbol de la vida.

Ojalá que desde mi ventanita pueda ver pasar a más gente humilde y sonriente, a más personas capaces de seguir colaborando con el prójimo, a más personajes entregando sus salarios para compartir, a más Reyes vendiendo sus coronas para alimentar al hermano, a más gobernantes vender sus aviones presidenciales para repartir entre los que sufren hambre, a más campeones mundiales repartir sus balones de oro para ayudar a los que sufren el dolor de la pandemia.

Ojalá que desde ayer y hasta hoy, desde todas las ventanas como la mía, se puedan ver rostros menos compungidos.
Ángeles vestidos de blanco arriesgando su propia vida para salvar la de su prójimo.
Vidas más inspiradas en el bien común….

Ojalá que desde todas las ventanas de todas las ciudades y los pueblos hoy deshabitados, podamos mirar sin ningún miedo la vida, por más que la vida esté en juego, si se trata de reconocernos.

Ojalá que Dios se quede a vivir con nosotros o que no se nos vaya pronto una vez que esté entre nosotros.

Ojalá que el dinero sólo sirva para comprar lo que se necesita y que las mentes viejas y arrugadas, que perdieron su tiempo en acumular historias perdidas, que no tuvieron tiempo para enterrar su fortuna bajo la arena de la playas, o de los ríos, no se atrevan a romper este momento de renacimiento y resurrección comunitaria, legado de los ancestros, porque acudiendo al viejo credo, al credo del amor, hoy todo lo construido ha muerto y de esa simiente se levantará una nueva humanidad.

Ojalá que desde hoy, cuando caminemos por la nueva tierra, un coche no sea el privilegiado frente a un venado o a un grupo de niños.
Ojalá que pronto un pueblo de árboles viejos y gigantes que hacen un bosque, sea tan respetado e importante como un pueblo de hombres viejos que hacen familias.

Ojalá que todo lo que se ha detenido por salvar la vida no se caiga sobre nosotros al tratar de volverle a dar movimiento.

Sé que tendremos paciencia y pulso si nuestra mano es conducida por el amor y nuestra cabeza por la paz y la ciencia y nuestra conciencia no sea removida nunca más ni a derecha ni a izquierda.

Amawta Fernando
Desde Los Andes
Camino de Wirakocha Bolivia
Jallalla!