Veinticinco años después….

ARRIBA 2.JPG

Que 25 años no son nada, que la piel se arruga pero las ganas son las mismas.

Que el tiempo circular relativiza la memoria y en el mismo espacio está ocurriendo la misma historia.

Los personajes son otros pero la comedia del arte continúa su camino.

El espectáculo debe continuar y la vida del eterno retorno invita a nuevos protagonistas a bailar idéntico baile.

Las voces siguen sonando y desde lejos imagino a los actores, pero cuando me acerco las caras son otras.

Veinticinco años más tarde, en el mismo lugar y a la misma hora todo es igual, nada es distinto.

Sólo faltas tú♥

 

INIMITABLE

Tres horas intentando leer con la
intención suficiente, con la emoción necesaria.
Tres horas escuchando al director que amorosa y pacientemente me explicaba el cómo y el porqué mientras yo iba leyendo con atención, para que resultara creíble y cercana la historia.
¡Qué difícil es que parezca fácil!
Y…. la causalidad hace que horas más tarde y por casualidad entre en el Museo de la Xocolata d’Agramunt i de cop la teva inconfusible veu, el teu to familiar i inimitable, m’envoltés, com si estiguessis al meu costat, com si de la següent porta haguessis d’aparèixer per dir-me: “escucha, Asunta, se hace así”.
Imposible imitarte, papá, eras único.Brutal.Mágico.IMG_20181023_154145_899

FLUIR

reserva-tambopata

Mirarse y aceptarse,

respirar y agradecer.

Suspirar y adentrarse.

Mirar y ver.

Aprender a escuchar,

oír y responder.

Oler y disfrutar.

Amar y Ser.

¡Qué fácil es vivir,

sin esperar ni deber!

Fluyendo como el pájaro que canta y no se ve…

Pasando por la vida como el regalo que es.

 

 

ESPIRITUALIDAD

IMG_20180925_125301

‘Desarrollando mi desarrollo espiritual y experimentado el fluir del crecimiento personal’, me encuentro con tal cantidad de seres buscadores, algunos ya consagrados maestros de sí mismos y los otros. Otros meros aprendices de vacuas palabras y actos incoherentes. El camino espiritual tiene tantos recovecos tantos meandros, que te acabas perdiendo…

Tantas palabras que ocultan tantas carencias emocionales, tanto egocentrismo disfrazado…

Tanto consejero espiritual, que necesita consejo…que me retiro al fondo de mí misma y observo. Me miro por dentro, me despiezo, me desentraño, me respiro, me como y me bebo cómo si fuera antropófaga. Y sigo mi camino, y respeto el tuyo y te agradezco, y te digo adiós y no te imito, ni te ensalzo, ni te alago, ni agrando tu necesidad de atención y de cariño.

Espiritualidad del nuevo siglo, la nueva religión disfrazada de modernidad.

DEL SILENCIO Y LAS VOCES Rafaela Chacón Nardi (1926-2001)

img_20181012_182200_604.jpg

En la noche sin sueño

me habitan,

me deslumbran

las entrañables voces.

 

La de mi madre,

suave,

moderato cantabile,

me ciñe con su música

de cristales antiguos.

Enamora mi oído.

Me refresca las sienes.

Trae un jazmín nevado

para mi pecho.

Y calla.

 

La de mi padre,

en bronce,

grave y nocturna suena.

Viene y se va.

Se encrespa o se apacigua.

Solloza. Ordena. Llama.

Y en el viento se apaga

como un planeta ciego.

 

La de la abuela

llega en puntillas.

Hecha de viejos tiempos

y sonrisa,

hecha de amor y lágrimas.

Me habla

-en su lengua natal-

de sol y redes,

de volcanes

y selva amanecida.

 

Levemente me empuja

hasta una playa

espléndida

y desierta.

Me tiende allí.

Allí me desvanezco.

 

Siento que el mar me invade,

que borra mis contornos

y me hundo sin remedio

en el olvido.

 

 

 

 

 

Egoísta…Gilipollas…Orgulloso

img-20181008-wa0043Pobrecito EGO denostado que estas ahí para nuestra supervivencia.

Sin ti no hubiera podido sobrevivir y contigo vivo sin vivir en mí…

Odiado por los coach del crecimiento personal, vilipendiado por todos los maestros que en el mundo ha habido y habrán...

¡Eres el enemigo a batir, el mayor de los demonios!

Siempre que sea para descubrirlo en el vecino, para criticarlo en el hermano, para echárselo en cara al amigo!

¡Oh! EGO que me acompañas pero que no te veo…

¡Oh! EGO que me posees y no te siento…

¡Oh! EGO que estás en mi pensamiento y en mi palabra.

¡EGO de mis actos y de mis miedos!

EGO a ti acudo con la mente y el corazón para que me acompañes desde lejos.