PALABRAS Y MÁS PALABRAS

PALABRAS1

Cuando miro a mi gato no necesito palabras.

Somos un volcán de palabras. Nos contradecimos con las palabras.

Nos enredamos con las palabras. Nos lastimamos con las palabras.

Aprender a callar, escuchar y desvelar la incoherencia de tantas palabras.

Cuando miro al sol no necesito palabras.

Cuando escucho mi corazón no suenan las palabras.

En el viento no hay palabras….En el silencio no hay palabras.

Teorías, palabras…Convicciones y confesiones llenas de palabras.

Leyes y decretos con palabras.

El idioma de las palabras sin palabras.

Aguantar el silencio en ausencia de palabras. Necesidad de decir palabras.

Obsesión de tener razón mediante palabras. Palabrería vacía de palabras…

¡De tanto nombrarte, palabra, me quedo sin palabras!

Tres sílabas sin sentido pa-la-bra.

Eres un vacío lleno de palabras.

Siento un torbellino de cabezas con palabras.

Amo la palabra del verso y la canción con palabras.

Siento que la vida humana es un sinsentido de palabras .

¡Cuánto nos traicionan las palabras! ¡Cómo nos arrepentimos de tantas palabras!

¡Cuánto nos cuesta aceptar que nos equivocamos con las palabras!

Palabra que sirves para amar, dame tu palabra de que siempre serás la palabra sabia

que me ayude a sanar con las palabras.

NO TE ENCUENTRO💜

11 353

Y te busco, y te busco y no te encuentro…
Persigo a las sombras y cuando se dan la vuelta veo que no eres tú.
Y te sigo buscando y no te encuentro…
Y veo caras y gestos, cafés… y no te encuentro.
Y veo coches y risas y tiendas…y no te encuentro.
Y me miro al espejo y no te encuentro…
Y me pruebo la ropa y no te encuentro…
Sé que estás en mí…pero no te encuentro.
Se qué volverás, pero ahora no te encuentro.
¡Y me haces tanta falta! ¡Y no te encuentro!
Me gustaría hablar contigo…y no te encuentro.
Y darte un abrazo…pero no te encuentro.
Y en los sitios comunes, no te encuentro.
Y en los bares conocidos, no te encuentro.
Y en las calles transitadas, no te encuentro.
Y en las luces del pasado, no te encuentro.
Y en las caras de los amigos, no te encuentro.
No te encuentro, mamá, yo no te encuentro.

ME IRÉ

IMG_20171007_182532Cuando ya no me acuerde de nada…me iré.
Cuando ya no recuerde mi nombre…me iré.
Cuando todas las caras sean iguales…me iré.
Cuando todas las calles sean distintas…me iré.
Cuando el cielo se oscurezca y el sol nos abandone…me iré.
Cuando ya no te espere más…me iré.
Cuando no escuche ni mis latidos…me iré.
Cuando no vea ni mi sombra…me iré.
Me iré del lugar de donde vengo, para no volver.
Me iré para recuperar mi esencia.
Me iré para cuidarte desde lejos.
Me iré, para seguir viviendo…me iré.

SOBRE EL AMOR, fragmento de El Profeta de Khalil Gibran

Entonces dijo Almitra: Háblanos del Amor,

Y él alzó la cabeza y miró a la multitud, y un silenció cayó sobre todos, y con fuerte voz

dijo él:

Cuando el amor os llame, seguidle,

aunque sus caminos sean duros y escarpados.

Y cuando sus alas os envuelvan, ceded a él,

aunque la espada oculta en su plumaje pueda heridos.

Y cuando os hable, creed en él,

aunque su voz pueda desbaratar vuestros sueños como

el viento del norte asola vuestros jardines.

Porque así como el amor os corona, debe crucificaros.

Así como os agranda, también os poda.

Así como se eleva hasta vuestras copas y acaricia

vuestras más frágiles ramas que tiemblan al sol, también

penetrará hasta vuestras raíces y las sacudirá de su arraigo a la tierra.

Como gavillas de trigo, se os lleva.

Os apalea para desnudaros.

Os trilla para libraros de vuestra paja.

Os muele hasta dejaros blancos.

Os amasa hasta que seáis ágiles,

y luego os entrega a su fuego sagrado, y os transforma

en pan sagrado para el festín de Dios.

Todas estas cosas hará el amor por vosotros para que

podáis conocer los secretos de vuestro corazón, y con

este conocimiento os convirtáis en un fragmento del corazón de la Vida.

Pero si en vuestro temor sólo buscáis la paz del amor

y el placer del amor,

Entonces más vale que cubráis vuestra desnudez y

salgáis de la la era del amor,

Para que entréis en el mundo sin estaciones, donde

reiréis, pero no todas vuestras risas, y lloraréis, pero no

todas vuestras lágrimas.

El amor sólo da de sí y nada recibe sino de sí mismo.

El amor no posee, y no quiere ser poseído.

Porque al amor le basta con el amor.

Cuando améis no debéis decir “Dios está en mi corazón”,

sino más bien “estoy en el corazón de Dios”.

Y no penséis que podéis dirigir el curso del amor,

porque el amor, si os halla dignos, dirigirá él vuestros

corazones.

El amor no tiene más deseo que el de alcanzar su

plenitud.

Pero si amáis y habéis de tener deseos, que sean estos:

De diluiros en el amor y ser como un arroyo que

canta su melodía a la noche.

De conocer el dolor de sentir demasiada ternura.

De ser herido por la comprensión que se tiene del amor.

De sangrar de buena gana y alegremente.

De despertarse al alba con un corazón alado y dar

gracias por otra jornada de amor;

De descansar al mediodía y meditar sobre el éxtasis

del amor;

De volver a casa al crepúsculo con gratitud,

Y luego dormirse con una plegaria en el corazón para

el bien amado, y con un canto de alabanza en los labios.

20170905_222624

COSECHAS

img_20180828_185846_757En septiembre nos regalas higos y uvas, en octubre almendras blancas, en noviembre granadas rojas y en diciembre naranjas y limones.
En enero descansamos y en febrero te sembramos para que en marzo comiences de nuevo el ciclo de regalarnos tus frutos.
En abril y mayo flores, en junio nísperos, en julio cerezas y albaricoques, en agosto tomates, pimientos, calabacines…
¡Eres tan generosa Madre Tierra!¡Es tan mágico y maravilloso poder comer los frutos de tu vientre!¡Qué regalo poder pisar la tierra cada día! ¡Sentarme sobre tu vientre y sentir que formo parte de ti!♥