LA TRANSCENDENCIA

Ese anhelo de durar, de ser útil y valioso. Esas ganas de gustar, de ayudar y querer mucho.

Esa gran necesidad de no sentirse tan sólo, de formar parte de un todo, de ser UNO con los demás.

Esa antigua soledad compartida con tu hermano, que sabe que solo está, aunque viaje acompañado.

Espíritus encerrados en cuerpos encorsetados. Ángeles olvidadizos, querubines desdibujados.

Anhelamos transcendencia porque hemos olvidado que somos parte del TODO, que somos todos hermanos.

Que la FUENTE es nuestra madre, que el sol nuestro refugio humano, y un día lo entenderemos y nos reiremos del pasado.

Porque el pasado es ahora, porque el futuro es un gusano que construimos cada día con nuestro cerebro atrofiado.

Todo es AHORA mi hermano.

Eres un SER transcendente no te ensucies más de barro.

CANCELO

Cancelo la tristeza, cancelo la amargura, cancelo la apatía, la duda, la nostalgia.

Cancelo todo el miedo que asoma en la distancia. Cancelo las mentiras que me invaden el alma.

Cancelo ese sonido que oscurece mi aura.

Cancelo el pensamiento falaz, la inseguridad, la farsa. Cancelo cualquier cosa que me entristece y baja mi vibración de ángel que hoy no tiene alas.

Cancelo y, si cancelo, se me alegra la cara. Y así levanto el vuelo y al fin me siento en calma.

HAY DIAS…

Hay días en los que no apetece nada.

Hay días en los que tienes que permitirte parar.

Hay días en lo que el sol se toma un descanso y deja de brillar.

Hay días de recogimiento, descanso, un poco de apatía…

Hay días…

Música relajante, un cafecito corto, inhalar un aceite esencial, sofá, abrazos…y mucho, mucho agradecimiento por poder tomarte el tiempo para hacerlo.

Hay días que querrías que sonara el teléfono y te llamara mamá.

PUEDO VER TU AURA

En silencio, sin gritar, diciendo pocas palabras, mirándote sin mirar.

Respirando despacito y con profundidad, escuchando los latidos de mi corazón y el mar.

Sacudiéndome las penas, confiando en los demás. Regalando buenas nuevas y abrazando sin parar.

Masticando poco a poco las dudas y los misterios, desnudándome los miedos, vomitando los errores.

Cantando viejas canciones, bailando los bailes nuevos. Y creyendo en el amor que es más poderoso que el miedo.

De repente y sin proponértelo un día puedes ver el Aura.

TRANSMUTANDO

Ya no puedes hacer más, sólo amar y transmutar.

Enviar toda la Luz que puedas a los demás.

Abrir tus alas al viento y llevarles contigo a volar.

Alegrar sus corazones. Aliviar su oscuridad.

Llenar la vida de amor y aprender luego a soltar.

El amor a ellos les falta, el amor más fraternal.

Amor por todas las cosas, por animales y plantas, por los seres más perdidos, por la inconsciencia insensata.

Cierra los ojos, conecta con la luz que todo lo transmuta, la luz dorada que sana las dolencias más ocultas.

Conecta con tu poder, toda la vida es sagrada y reparte amor y paz. La conciencia es tu morada.

COPAIBA

Copaiba, vetiver, ocotea e incienso.

Sándalo, ylang-ylang, salvia, mirra y romero.

Ancestrales esencias que cuidáis mi frecuencia

y hacéis fluir mi energía en mis noches sin luna.

Entre olores, resinas, maderas y vapores

Aromas, medicinas, oligoelementos y flores…

Sabiduría ancestral de todos nuestros muertos

Brebrajes y pócimas, cremas y ungüentos

El tiempo de las brujas que fuimos en otros tiempos

Conocimientos nuevos de los saberes viejos

Volveremos al campo, a recoger las flores, a pedirles permiso a los árboles de todos los colores

Como hacíamos antaño cuando estábamos despiertos y no nos preocupaba ni el espacio, ni el tiempo.

Cada vez falta menos para volver al bosque, para soñar los sueños, para olvidar los sinsabores

Para volar sin alas, besar sin tener boca, mirar con los oídos, tocarnos con los ojos,

Pensar el infinito, sentir el absoluto, abrir el corazón con nuestro tercer ojo.

Estamos despertando de un pesado letargo, limpiaos pues las legañas,

sacaos las telarañas que empieza el universo a bailar con nosotros.

ENVIA LUZ

Compasión y comprensión para un mundo en decadencia, que ya no tiene clemencia con la inconsciencia emergente.

Compasión y comprensión para los seres humanos que se han creído la historia tal y como se la han contado.

Compasión y comprensión sin juicio, sin culpa y miedo, con amor, con desapego, tenemos libre albedrío y cada cual su camino.

Compasión para el incauto que tuvo que inocularse para viajar, trabajar, o salvar a su compadre.

Comprensión al inocente que no supo rebelarse, que tuvo que conformarse con seguirles la corriente.

La suerte está echada amigos, somos pocos los conscientes, ni mejores, ni peores. Elegimos nuestra suerte.

Y hoy, después de estos dos años de distopía imponente, puedes tomarme la mano, puedes salirte del fango, puedes ser un ser humano, puedes retomar la vida que quisieron imponerte.

Eres libre y eres fuerte. Tienes poderes innatos. Pero, desgraciadamente, yo no puedo convencerte.

CUANDO ME VAYA A MORIR

Cuando me vaya a morir, me despediré de todos, me iré suave y de puntillas, sin dolor ni malos modos.

Tendré tiempo de cenar, de abrazarte y conversar. Será una despedida lenta, amorosa y muy cordial.

No habrá llantos, ni tristezas, no quiero un gran funeral. Prefiero bailes y cantos, prefiero amor de verdad.

Que recuerdes mi belleza, la que supe conservar. Mi risa, mi fortaleza, mis ansias de libertad.

Me iré cuando lo decida. Tengo libre voluntad. Tengo misiones antiguas que no puedo postergar.

Me iré libre de mentiras, todo en mí es pura verdad. Hice lo que supe y pude, no tengo ambición de más.

Cuando ya no tenga vida y pare mi corazón, te abrazaré con mi esencia y con mi ser superior.

Te esperaré en una nube, cerquita del Padre Sol, pasaré por tu costado volando como un halcón.

Sabrás que estoy a tu lado, me sentirás sin temor, porque somos infinitos, una chispita de Dios.

Te esperaré en las estrellas cerquita del corazón de todos los angelitos que se fueron antes que yo.

HOY ME SIENTO A RESPIRAR

Entre la distopía y la disidencia o me siento a respirar.

Aprovecho este sol de otoño y me olvido de pensar.

Me cansé de tanta información que no me conduce a ningún lugar.

Ya sé que todo es mentira, sé que es una atrocidad.

Que el sufrimiento es la norma, que el cansancio la normalidad, que el dolor la normativa, que el miedo la única realidad.

Me cansé de saber que todos viven en esa absurda realidad, y ninguno se espabila por salirse del corral.

Me cansé de oír mentiras.

Me cansé una barbaridad de imágenes pervertidas, de distopía universal.

Hoy me quedo en el silencio.

En el ahora nada más.

En un café bien cargado bajo este sol otoñal.

Hoy me quedo con mis gatos, que maúllan sin parar, con el pajarito bello que me acaricia al pasar.

Me quedo con la poesía de mi casa, de mi hogar.

Con la paz y la alegría, con mis rezos, mis canciones, mis risas y tu amistad.

Me quedo conmigo misma, con ese amor incondicional que me dice que la vida es una oportunidad.

Me quedo con mis dos hijas, hijas de la divinidad, con mi nieto sabio y puro, con mi hermano sideral.

Hoy me quedo con la vida.

Te dejo tu humanidad.

Me quedo con la armonía, en paz y tranquilidad.

Hoy me quedo aquí sin prisa, me limito a respirar, a agradecerme a mi misma, por tanto amor y bondad.

A esperar con esperanza, con certeza y libertad, la utopía que merezco por derecho nada más.

UN ENVASE MÁGICO

Encerrado en este envase mágico, decidí un día venir a visitarte

Me disfracé de hijo o de padre o de amigo

Elegí mi camino, a veces sin demasiado tino

Y sorteé los obstáculos que me tenía preparados el destino

A veces sufrí mucho, con mi cuerpo y mi mente

También disfruté mucho, en esta dualidad perenne

Obté por el amor dejando a un lado el miedo

Se vive mucho mejor sin queja y sufrimiento

Descubrí el gran poder que tengo y que no ejerzo

Aprendí que mi envase es sabio y muy perfecto

Empecé a confiar en la vida y mi cuerpo

Desarrollé la paciencia, la intuición y el agradecimiento

Que todo es energía lo aprendí con el tiempo

La vida se encargó de mostrarme el momento

Para que no dudara del poder que yo tengo

Para que disfrutara de mi alma y mi cuerpo