ESCENARIOS DE VIDA

En el metro o en el tren. En la escuela o en el hospital. Caminando por la playa o descansando en el bar.

Con personas divertidas, entre animales y plantas, con otras más aburridas, entre broncas y discrepancias.

Procurando el equilibrio de mi cuerpo y de mi mente. Cerrando bien los oídos y viviendo en el presente

Imperturbable al cansancio de la gente.

Impasible ante el dolor, la miseria, el inconsciente.

O al menos es lo que intento, no dejarme dominar por energías de arcontes que nos quieren atrapar.

Somos creadores perfectos de cualquier realidad. Puedes crear el abismo o el paraíso terrenal.

Pero sin duda es más fácil, si eliges el escenario que te procure la paz, el sosiego y el descanso. Si no tienes que mirar tanta vida malparida, tanta absurda humanidad perdiéndose la poesía.

Escoge bien el camino, sigue fluyendo en amor. Es lo único que importa.

Olvida el resto mi sol ☀️

LA OTRA CARA DE LA LUNA

Te escondes tras esas nubes, luna de agosto caliente. Eres tímida y discreta. Encandilas a la gente.

Nos miras con la arrogancia de saberte linda y bella, de brillar con la constancia de una linda luna llena.

Y a mi me haces mucha gracia. No entiendo tu cara oculta, sólo quiero ver tu luz, la otra cara no me preocupa.

Eres pura dualidad, eres la noche y el día, eres mi mayor verdad pero también mi mentira.

Te bailamos, te elogiamos, te dedicamos poesías, te componemos canciones y tú nos sirves de guía y en las noches de verano nos haces más compañía.

Descubre tu cara oculta, déjate de tonterías.

AL COMPÁS DEL VIENTO

Al compás del viento, bailando contigo eolo, escuchándote silbar, hablar bajito al oído o gritando en alta mar.

Te sigo viento amoroso, tramontana o huracán. Aire caliente en verano, tormenta de tempestad.

Te sigo viento grandioso, tu fuerza es mi libertad.

Soy tu amante más discreta, conmigo puedes contar, para contarme al oído tu secreto, tu verdad.

Tus ganas de ser mi amigo, tu amor incondicional.

Al compás del viento vivo, el viento me habla al pasar, yo te escucho y te bendigo, agradezco tu silbar, que me susurra al oído: sígueme en tu despertar.

Vuela con el viento, amigo. Vente conmigo a volar.

EXPERIMENTANDO EL HACER

«Despacito y buena letra que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas» decía el maestro Machado.

Yo añadiría hacerlas con conciencia, certeza y agradecimiento 🦉

Conciencia, sería nuestra capacidad de introspección para no hacer impulsivamente. Para hacer en equilibrio con el pensar y el sentir. Para ser uno y no tenernos que arrepentir después por haberlo hecho.

Certeza sería la capacidad de estar absolutamente seguros del resultado. De saber de antemano que lo que hacemos es lo correcto, lo más adecuado, lo más ecuánime y beneficioso para nuestro Ser.

Agradecimiento 🙏 siempre porque sea lo que sea, siempre es para nuestro mayor bien, aunque no se manifieste así en nuestro presente.

Agradeciendo por el resultado, con la certeza y la conciencia de que todo ES como tiene que Ser.

No es resignación, ni conformismo. Es aceptación, agradecimiento y amor incondicional por el camino recorrido entre el Ser, el Pensar y el Hacer.

Así Es🫶

ARTEMISA y otras hierbas

Tienes nombre de diosa griega hierba mágica y sagrada. Contigo en mi botiquín no hay mal que me dé la lata.

Me das paz y confianza, tranquidad y sosiego. Equilibrio y esperanza para sanar mis desvelos.

Nos maltratamos el alma y se nos enferma el cuerpo.

Guardamos tantos rencores, tantas rabias y recelos. Tantos niños maltratados por nuestros adultos viejos…

Nos creemos sabios, cuerdos, sensatos, bien informados. Y soltamos de la mano al maestro que ocultamos.

No creemos en los sueños, olvidamos la intuición, desconectados del cuerpo, sólo oímos al doctor que, muy docto, serio y frío no le habla a tu corazón. Te confunde con la máquina que ve en el ordenador.

Artemisita bendita, yo te doy mi bendición, no me dejes nunca amiga, en mi vida eres un sol.

Me curas todos los males y alegras mi corazón 🧡

AL SERVICIO DEL SER

Para un momento, abre tu mano, hazte cosquillas, siente tu piel.

Mira tus dedos, acarícialos despacio, cierra los ojos, respírate bien.

Pierde tu tiempo, no tengas prisa, hoy ya no tienes nada que hacer.

El tiempo para, el espacio te habita, tú eres el dueño de todo tu Ser.

Sólo tú importas, escucha al río, siente el vacío dentro de ti.

Respira hondo, todo es ahora, tú eres eterno y yo también.

JA HA ARRIBAT L’AGOST

Mes de colors i calors. De nits llargues i serenes, quan no plou ni cau tormenta, quan el cor parla de nou.

Només escolta el teu cor, res no importa mes amiga, el cor és el teu motor, és qui et cura les ferides.

Ja ha arribat l’agost al cor, el meu petit em sommía. Jo el veig gran com un gegant, un savi d’un altre vida.

Us estimo des de lluny, amb aquesta lluna plena, amb el vent que sempre em parla i em regala nits serenes.

El meu gat és renta el pit, la meva gata dormilega em maúlla des de el llit ‘no triguis tant, vés a dormir, que la nit cura les penes’

RITUALES

Era el título de una serie que doblé hace muchos años, cuando estaba convencida de casi todo en la vida.

Era vehemente, guerrera, apasionada, esperpéntica.

Y la vida pronto me enseñó la senda.

El camino del destino que yo misma había escogido, para mi mayor bien, según tengo hoy entendido.

Y no fue fácil el reto.

Empecé mis rituales casi con 50 años, en la mitad de mi vida aprendí de maestros muy sabios.

Me enseñaron muchas cosas que yo adquirí con pasión. Estaba ebria de sueños, de ganas y de ambición de ser feliz algún día siguiendo a mi corazón.

Los Maestros aparecen cuando más los necesitas y un día desaparecen sin que causen pesadillas. Porque el maestro interior, ese que llevas contigo, empieza a emerger de pronto desde el fondo de tu ombligo.

Y entonces ya no hacen falta rituales, ni ornamentos. Tú eres tu luz y tu sombra, tu alumno y tú mejor maestro.

Empiezas a conocerte, a quererte como a nadie. Para amar a tus hermanos a ti debes adorarte.

Y en esas estoy ahora, aprendiendo a disfrutar del placer de conocerme a mi y a mi otra mitad.

DEL SUFRIMIENTO y OTRAS HIERBAS

Me educaron en el sufrimiento, en la nostalgia y la pena.

Me inyectaron la desolación de los tiempos de postguerra.

Me sedujeron con cruces y rezos, con imágenes crucificadas y niños pidiendo limosna.

Me invitaron a la fiesta del estudio y la disciplina.

Había que ser buenitos y hacer caso sin rechistar.

Amábamos a nuestros padres con amor y miedo a la par.

Y nos fuimos diluyendo.

Se nos perdió la inocencia en clases de religión. Se nos apagó la risa los días de procesión.

Me invitaron a la vida sin ganas, sin ambición de ser feliz sin motivo, de vivir por pura pasión.

Todo es como es debido y a ti te cuesta un montón, siempre pidiendo permiso y siempre su aprobación.

Y un día, cuando descubres que el sacrificio era en vano, que la vida es más sencilla, que vales porque eres humano.

Que brillas más que ese sol que saludas a diario.

Que puedes, sin estudiar conocer todos los planos.

Que tienes la libertad sin exigirla a tu hermano.

Que eres el rey de tu vida y tu vida es un regalo…

Cuando ya lo sabes todo y no crees en los telediarios…

Entonces sólo deseas volar hacia el otro lado🦅

NO PUEDO CALZAR TUS ZAPATOS

Por mucho que quiera no puedo calzar tus zapatos, ni tú estás calzando los míos.

Nos separa una generación y algunos malentendidos.

Yo te hablo con mis deficiencias de madre hiper preocupada, que sufre si te ve mal y cree que de su culpa se trata.

Tu tienes otros problemas que cocimos lentamente, cuando tú eras muy pequeña y yo una ilusa inconsciente.

Hay un abismo generacional que suplimos con amor, pero en la práctica tampoco eso nos logra hacer un favor.

Cada una una mochila de emociones y carencias. Yo me esfuerzo en mi papel y tú ruedas otra escena.

No jugamos el mismo juego, nos separan muchos años. Yo te siento aún mi pequeña, no soporto si te hacen daño.

Te imagino poderosa, divina, grande, preciosa. Y mientras tú no lo sientas, mis palabras están muertas.

Tu me ves muy quisquillosa, puñetera, peligrosa. Mi ayuda condicionada, mi opinión equivocada.

La vida es ese viaje que vivimos sin ayuda, llegamos aquí solitos, nos iremos con ternura, sabiéndonos infinitos, el camino es la tortura.