DEJA DE MANDAR LUZ AL MUNDO – Ollin Mazatzin Emekauko

La verdadera positividad no surge de la repetición de palabras positivas o de mandar luz a la humanidad cuando tu interior está lleno de oscuridad… Surge de hacer consciente tus sombras, trabajarte tus miedos y enfrentarte a tus demonios personales.

Tratar de mandar luz al mundo cuando tu interior está lleno de sombras y oscuridad, es como tratar de alumbrar el universo con una cerilla. El mundo no necesita tu ayuda ni tu luz. Lo que el mundo necesita es que seas honesto con lo que hay en tu interior y te ayudes primero a ti mismo.

Ayudar a los demás y mandar luz al mundo es una estrategia del ego para evitar sus propios miedos y oscuridades. Es el falso yo el que necesita ayudar a los demás para llenar su vacío interior y sostener su falsa identidad de Salvador, Gurú, Elegido, Buena persona…

Nunca podrás ayudar a nadie si primero no te ayudas a ti mismo. Tus palabras positivas, tus namasté, tus buenos deseos, tu luz y tus oraciones son solo un disfraz místico para aparentar ser compasivo y encajar en el mundillo espiritual.

Es paradójico, pero cuando descubres que eres amor dejas de sentir la imperiosa necesidad de ayudar a los demás; sabes que cada persona es responsable de su propia sanación y respetas el proceso que cada ser a venido a experimentar a la Tierra.

Deja espacio al otro para ser, para equivocarse y para aprender. Porque es desde ese espacio donde surge la sanación y la verdadera ayuda que puedes dar.

Deja de mandar luz al mundo y de ayudar a los demás y empieza a ayudarte primero a ti mismo. No necesitas mandar luz al mundo ni a nadie porque el otro es Luz, porque tú eres Luz, porque todo es Luz, no trates de imponer tu luz a nadie, deja que cada uno descubra y reciba la luz que ya es.

NO HAGAS NADA – Alejandra Marzi

NO HAGAS NADA, no tienes que hacer nada, ni gym, ni fitnes, ni aprender a tejer, ni aprender a cocinar, ni ordenar, ni bailar, nada, solo haz silencio y observa, cómo la tierra se está regenerando, se esta reseteando,nos demuestra que ella es más poderosa que nosotros los humanos, lo que no hicimos por conciencia y por amor ella lo hace por vibración, porque ella sabe de vida por eso no les tocó a los animales morir, o creen que es casualidad, claro que no, no te llenes de pensamientos ni cosas que hacer en casa, ese no es el objetivo.

Solo es observar, sentir como la naturaleza nos enseña y gana por goleada. La tierra nos manda a hacer cuarentena 40, año 2020= 40 Mantente quieto, solo observa, ella nos dará una gran lección y solo los que entiendan de que se trata saldremos victoriosos

Nadie puede con este poder, no seamos omnipotentes y ecoicos, esto es planetario, no un sector, la tierra descansa, se auto-regenera y es más fuerte que tu trabajo, qué tu deseo, que tus anhelos qué tu egoísmo, qué tu vida.

Solo escucha su ritmo, vibra con ella, conecta con su frecuencia y para ello no debes hacer nada, sólo silencio, quédate en tu cueva, con tus pensamientos, con tu aburrimiento, con tu familia y sigue observando, escucha, afuera están los lobos solo si tienes el poder de hablar y ser como ellos podrás sobrevivir afuera.

Todo es adentro, no hagas nada, agarra tu tambor y toca si quieres pero tu mente debe estar libre no ocupada, pues la necesitarás para observar y seguir el ritmo de la nueva vida que nos espera.

Madre tierra te honro, te respeto te pido perdón. Me conecto solo a ti y para ti.

SER MADRE

Y un día te conviertes en madre y tu vida cambia para siempre.

Ya no eres la más importante para tí.

Tus prioridades pasan por el bienestar de tu hij@, que es tu bienestar.

Si el/ella están bien , tú estás bien. Aunque no los veas, aunque ya no vivas con ellos.

Desde que nacen hasta que te mueres, porque así ha de ser por ley natural, tu vida está pendiente de la suya.

Y si sufre, tu sufres y si ríe, tu ríes.

Tu sueño, se vuelve frágil y superficial si él no duerme y tu descanso dependerá de su descanso. Así ha de ser para proteger la especie, por amor y por instinto.

Un hilo invisible os unirá para siempre y cuando para tu bien y el suyo, consigas romperlo y trabajar el desapego que os ayudará a crecer a ambos, a pesar de todo, os seguirá uniendo el amor incondicional que ambos os tenéis y que tu derrocharás hasta que cierres los ojos para siempre.

Porque tu hijo/hija son parte de tí, porque los has llevado en tu vientre durante nueve preciosos meses y porque la vida se reconoce a sí misma a través de ellos.

Ciertamente son los hijos de la vida, como decía el sabio, pero también siempre serán tus bebés♥

MENUDA CURA DE HUMILDAD

Pero vamos a ver señores humanos: hasta hace cuatro días nos creíamos responsables del planeta y su destrucción así como sus salvadores. Preocupados por la tierra y el efecto invernadero y por los animalitos que corrían peligro de extinción por nuestra culpa. Éramos los protagonistas absolutos de todo cuanto acontecía en este hermoso planeta azul. Su amo y señor. Dueños de los recursos naturales, explotadores de sus habitantes, consumidores compulsivos y expansivos, depredadores de nosotros mismos, va a resultar que para el planeta no somos tan importantes y que los más indefensos y vulnerables somos nosotros los humanos.

Menuda cura de humildad nos viene a dar este maldito virus, fabricado, inoculado o inventado, pero que está costando la vida a tanta gente que ha conseguido que nos paremos y dejemos de mirar hacia fuera para empezar a mirarnos hacia dentro.

Capaces de lo mejor y de lo peor, somos una especie única y maravillosa que ahora mismo corre peligro de extinción por su propia aceleración descontrolada e inhumana.

Creo que desde algún lugar superior, nos están dando un toque amigos. Un aviso, una advertencia: ¡poneos las pilas humanos! Vuestro mundo no da más de sí, empezad a valorar lo que es realmente importante y daos cuenta de vuestra vulnerabilidad.

Estáis a tiempo de sacar algo positivo de todo esto. La vida vale la pena. En realidad es lo único que vale la pena. La vida es un regalo y no tenemos derecho de echarlo a perder. Nada importa si perdemos la vida, si no podemos disfrutarla, respirarla, caminarla, soñarla, amarla, procrearla, conservarla, traspasarla a nuestros hijos, morirla de vejez y no de enfermedad. La vida es única.

Como la tierra y el agua y el sol y el viento y las montañas y las flores y los pájaros y los rios y la nieve y la lluvia y las tardes de verano y las mañanas de primavera. Como la sonrisa de un niño y la caricia de un abuelo. Como el ronroneo de mi gato y el lametazo de tu perro.

La vida no tiene precio pero tiene todo el valor y creo que a partir de esta experiencia inaudita, peligrosa y desconocida, empezaremos a darle el valor que la vida se merece. Cualquier vida, todas las vidas.

Tenemos la oportunidad de recomponernos como humanidad con la esperanza de ser mejores. Somos todos hijos de la Madre Tierra y del Padre Sol. Nos merecemos vivir amorosamente en este hermoso planeta. Aprendamos a hacerlo.

AMAWTA FERNANDO

Un hombre sabio y honesto ha llegado a nuestras vidas. Se llama Fernando Ergueta. Es Amawta, es nuestro guía.

Es maestro de maestros nos dice con humildad, conoce todos los riesgos de hablar poco y hacer más.

Es Amawta por derecho, por vocación y bondad, ha vivido en muchos tiempos, en la montaña y el mar.

La Tierra es su paraíso, su retiro y sanación, es un hombre, sabio y bueno, es mi amigo, eso creo yo.

Te doy las gracias Amawta por tu esencia sabia y pura, tu ser es tierno, amoroso, potente y con mucha hondura.

Espero que por mucho tiempo pueda escuchar tus palabras y compartir muchos ratos entre risas sanas y puras.

Como cuando éramos niños, como cuando éramos dioses.

TODO EL TIEMPO DEL MUNDO

Y…ahora repente resulta que tenemos tiempo. El mundo se para y el reloj humano se detiene un rato, un mes, un momento. ¿Qué extraño misterio es eso del tiempo? Calendarios, horas, minutos…absurdas palabras vacías de  contextos.

Tiempos de familia con quien hace tiempo ni siquiera coincidías ni por un momento. Tiempo para jugar con los niños que tienen tanto tiempo que no entienden porque ya no hay horarios ni colegios.

Tiempo de tertulias con nosotros y nuestros misterios, tiempo para mirarnos un poco más adentro y vernos tan tiernos y tan indefensos!

Tiempos para el miedo y para el desconcierto, para la esperanza y el discernimiento, tiempo para amarnos sin contar el tiempo, sin despertadores ni remordimientos.

El tiempo es ahora querido murciélago, escápate de prisa antes de que no haya tiempo, te tienen rodeado, te acusan sin pruebas, no te tienen respeto de eso ya hace tiempo. Siempre tiene la culpa el más indefenso.

Busquemos vacunas, pociones, ungüentos y recompongamos tanto desperfecto. Aún tenemos tiempo.

ORACIÓN A LA MADRE TIERRA

Perdónanos Madre, porque no sabemos lo que hacemos…perdónanos Madre Tierra por difamarte y maltratarte, por hacerte responsable de todos nuestros males.

Ingrato ser humano que no conoce sus límites y culpa a la naturaleza de todos sus desmanes.

No nos dejes caer en la tentación de hacerte culpable también de este desastre, danos la claridad necesaria para desentrañar la mentira y el abuso y el control que se oculta tras esta pandemia provocada y descontrolada.

Y líbranos del mal de caer en la enfermedad de los hospitales y en los ensayos clínicos. Protégenos de ser conejillos de indias para un progreso infinito y perverso que fagocita a sus pretendidos beneficiarios.

Por siempre agradecida a tu bendito vientre que nos da de comer y que siempre se regenera para que puedan vivir en tu regazo todos los animales, y las plantas y los hombres de buena voluntad.

Así sea por siempre. Amén 💚

RODEADA DE GORRIONES

Rodeada de gorriones, de mirlos y de palomas, esta loca cuarentena resulta menos incómoda.

Doy las gracias cada día, por este mi paraíso, entre flores, entre uvas, limones y muchos higos.

Se oyen perros a lo lejos, gallos, y algunos vecinos, pero aquí impera el silencio de la montaña y el viento te susurra en el oído.

Mientras preparas tu almuerzo y te miras el ombligo, pienso en todas las cuidades con sus niños aburridos, en los viejos moribundos y en todos los despedidos.

Y sigo dando las gracias por mi suerte merecida, ojalá que todo el mundo también la tenga algún día.

SIN PALABRAS

Me he quedado sin palabras como casi todos, intentando comprender lo inexplicable, aceptar lo inaceptable y vivir sin tiempo y sin prisa.

Me he quedado muda y sorda, casi ciega ante tanta incongruencia, ante los contagios y los extraños virus surgidos de la nada.

Me he quedado paralizada, confinada y confiada en que esta pesadilla sea solo eso, un mal sueño inventado por los malos de la película, que tienen a nuestros niños atrapados en sus casas y nuestros abuelos muriendo en soledad

Me he quedado sola con mis pensamientos, como tú con los tuyos y vosotros y aquellos… Pero en el fondo de tanto desconcierto, sobreviene una esperanza, aún no estamos todos muertos, y los que de ésta salgamos, lo haremos con la fuerza del corazón ileso, renovado, hermanado y despierto. Ya nada será igual, seguramente es cierto, seremos mejores, invencibles, honestos, nos daremos las manos, habrá abrazos y besos, y con nuestra mirada nos sabremos eternos.

VALIENTE

Me inclino ante tí, mujer sabia y valiente.

Me inclino ante tu sabiduría antigua y verdadera, ante tu bondad infinita y ante tu inmensa belleza.

Eres la mamá impoluta que todos quisiéramos tener, la madre solícita, la belleza hecha mujer.

Tu sagrado útero ha parido un bebé y te llenas de alegría, de gracia y de poder.

Me inclino ante tí y te reconozco como madre eterna, como hija perfecta, como mujer y como hembra que siembra vida y amor por donde quiera.

Eres poderosa, eres auténtica, eres un faro de ejemplo y fortaleza.

Me inclino ante tí y te reconozco maestra.