UNA OLA GIGANTE

Una vez leí un libro que me proponía surfear la vida como si se tratara de un viaje encima de una ola gigante.

Súbete a la ola de la vida y deja que ella te acompañe. Suavemente a veces, más violentamente otras veces. A veces con sol, otras con lluvia. La ola te lleva por el camino de la vida. Y no es que se trate de no hacer nada. No, no se trata de eso. Se trata de no nadar contra corriente porque acabas ahogándote.

Cuando venga la ola, mírala de cara, toma tu valor y tu coraje, confía en ti y en la vida que te propone nadar con una ola gigante y…. surfea con ella disfrutando de cada momento. De los buenos momentos y de los menos buenos. Confía, agradece por todo, hasta por lo que te parece malo, a priori. Todo es por algo, todo tiene una razón, una explicación, aunque tu mente concreta y simple no la comprenda.

Sé paciente, agradecido, no pierdas los papeles, recógete en los momentos duros y espera, como hace el invierno, a que llegue la primavera.

Siempre llega.

TIEMPO DE REENCUENTROS

Y poco a poco causalmente…nos vamos reencontrando.

Y de repente, bruscamente, nos vamos distanciando.

Los afines se miran, se ven y reconocen.

Llevamos mucho tiempo buscando en medio de la noche.

Y ya llegó la aurora, el tiempo de la Luz

Descorre las cortinas y alumbra tus espacios, tus noches y tus días

Alumbra y dosifica la luz que ahora te llega, porque llegará mucha.

Llegará toda hasta que mueras.

O mejor hasta que vivas la vida que mereces.

Y no habrá diferencia entra la vida y la muerte

Un presente continuo, lleno de bendiciones,

en todos los reencuentros, en todos los corazones.

Es tiempo de reunirse alrededor del fuego,

de cantar viejos cantos, de danzar por los cielos

Es tiempo de alegrarse por habernos mirado,

y por reconocernos y por entusiasmarnos.

Por todo lo vivido, lo pasado, pasado.

Y ven aquí conmigo, la nueva era ha llegado.

NIÑOS

Los niños se adaptan a todo, a todo lo malo también.

Tienen sus mecanismos de defensa para sobrevivir en un mundo hostil que no comprenden, que no tiene nada que ver con su esencia.

Los niños son inocentes, son libres, son alegres, son espontáneos, son mágicos, son puros e ingenuos.

Poco les dura todo eso, a medida que aumenta el adoctrinamiento continuado de padres, profesores, familiares y amigos que creen honestamente que los educan.

Por no hablar de los adultos que utilizan a los niños como objetos de sus pasiones, de sus perversiones, de sus frustraciones.

Todos somos niños maltratados por un mundo de adultos inconscientes e ignorantes que como ahora mismo les obligan a estudiar en aulas a 12° de temperatura, con mascarillas y separados de sus compañeros. Todo ‘por su bien’.

Los niños se acostumbran a todo…y los adultos perpetuamos las torturas de todo tipo que nos inflingieron de niños.

Es tiempo de despertar.

“VIVIR EN LOS PRONOMBRES” – LA VOZ A TI DEBIDA – PEDRO SALINAS

Para vivir no quiero islas, palacios, torres.

¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres!


Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo.

Te quiero pura, libre, irreductible: tú.

Sé que cuando te llame entre todas las gentes del mundo, sólo tú serás tú.

Y cuando me preguntes quién es el que te llama, el que te quiere suya, enterraré los nombres, los rótulos, la historia.

Iré rompiendo todo lo que encima me echaron desde antes de nacer.

Y vuelto ya al anónimo eterno del desnudo, de la piedra, del mundo te diré:

«Yo te quiero, soy yo».

NO LO CONSEGUIRÉIS

Se acabó señores de la guerra, no lo conseguiréis.

Vuestros planes macabros no tienen cabida en mi mundo.

Se acabaron vuestras perversiones, vuestras tropelías, vuestras ambiciones.

Habéis llegado lejos pero no tenéis más recorrido.

Despiertos estamos los que ahora vivimos en esta santa tierra que casi habéis extinguido.

Pero la Tierra es sabia y siempre se renueva, resurge de sus cenizas y siempre es primavera en nuestros corazones cansados de sufrir, no tenemos más ganas y queremos vivir.

Catástrofes y guerras, los odios y pasiones, los niños abusados, los viejos, las prisiones, los jóvenes sin techo, las madres sin amor, todos tienen derecho a un mundo mejor.

Por eso se acabó señores indecentes, los que lo hacen a posta, también los inconscientes, se acaba un mundo oscuro, perverso y delirante donde domina el miedo y el dolor denigrante.

Estamos ya despiertos y somos mayoría, apéense del tren que ya no tienen vía, ocúltense en las sombras o súbanse a este carro, la vida de la Luz y el Amor ya ha llegado.

FRATERNIDAD

Hermandad, camaradería, amistad, bellas palabras para describir el amor entre iguales, entre hermanos, entre almas afines.

Fraternidad es la palabra que más me gusta y mejor define la relación entre personas de buena voluntad que mantienen una relación de amistad libre, sin condicionamientos, amorosa, generosa, receptiva, contagiosa. ¡Si! Contagiosa porque ese tipo de amistad se contagia y te invita a devolver lo que dice el refrán: “amor con amor se paga”, pero sin necesidad de sentirse en deuda, sólo por el hecho de agradecer el trato, el cuidado, la estima, la dedicación.

El amor incondicional del que tanto se habla en el mundo espiritual, lo encarnan mis fraternales y amorosos amigos de Mi Voz Es Tu Voz. Y yo desde mi profundo agradecimiento les abrazo y les reconozco como hermanos fraternos.

Gracias Elsa y Javier por vuestro cariño y amor fraterno. ¡Qué suerte habernos reencontrado en este momento crucial!

💜💚💙💛🧡🤎❤

LAS ABARCAS DESIERTAS – MIGUEL HERNÁNDEZ (1910 – 1942)

“Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río,
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.

Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.

Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas
mis abarcas desiertas.”

A MI EGO

Pequeñito engreído ya nadie te hace caso y tú sigues llamando tu estúpida atención.

Te duelen los desplantes, te afectan los desaires, todo lo magnificas eres un campeón.

Campeón de batallas que nadie más disputa, solicitas constantemente la atención y cuando no te miran te vuelves pequeñito, descreído, insolente, un pobre tontorrón.

Eres un esperpento, una caricatura, un pobre ego imperfecto, quejica y controlador.

Deshazte de tus traumas, ego pluscuamperfecto, no eres más que un pequeño gigante sin razón, ¿no ves que sólo haces un tremendo ridículo? ¿Que a nadie más importas? ¿Que eres un fantasmón?

Ego de mis pesares, ego de mis rabietas, ego agilipollado sin barco, ni patrón.

Bájate ya del podio, ríndete chiquito, ya no tienes cabida, renuncia a tu misión de hacerte imprescindible, de ser el ‘más mejor’.

Ya no te necesito, dilúyete mi eguito, no me hagas más chantaje, no seas desleal.

Bye, bye, ego querido mi Ser no necesita de tu ayuda nunca más.

EQUIVOCACIONES – RABINDRANATH TAGORE

“No se equivoca el río cuando, al encontrar una montaña en su camino, retrocede para seguir avanzando hacia el mar. 

Se equivoca el agua, que por temor a equivocarse, 
se estanca y se pudre en la laguna.

No se equivoca la semilla cuando muere en el surco para hacerse planta;
se equivoca la que, por no morir bajo la tierra, renuncia a la vida.

No se equivoca el pájaro que ensayando el primer vuelo cae al suelo; se equivoca aquél que por temor a caerse renuncia a volar por la seguridad del nido.

No se equivoca el hombre que ensaya distintos caminos para alcanzar sus metas; se equivoca aquél que por temor a equivocarse nunca acciona.

Pienso que se equivocan aquellos que no aceptan que ser hombre es buscarse a sí mismo cada día, sin encontrarse nunca plenamente.

Creo que al final del camino no te premiarán por lo que encuentres,
sino por aquello que hayas buscado honestamente.

El error más grande lo cometes cuando, por temor a equivocarte,
te equivocas dejando de arriesgar en el viaje hacia tus objetivos.” 

SOMOS UNA ESFERA

Somos una esfera, redondita, rechoncha, donde todo encaja y se desencaja a la perfección.

Todo está enlazado, en perfecto equilibrio y en desequilibrio en la misma proporción.

Somos una esfera que busca su estrella, esa que una vez, hace mucho tiempo la acunó.

Somos ese Ser que quiso experimentar esta divina y complicada tercera dimensión.

Venimos del cielo y a él volveremos, pero mientras tanto, ¡bendita ilusión! Esta santa vida tan llena de miedos, tan bella, tan linda, con tanta perversión.

Somos una esfera y todo anda revuelto, lo bueno, lo malo, también lo peor. Pero cuando afinas, cuando eres perfecto ¡Qué bonito suena!¡Qué linda canción¡

Somos una esfera, como el Sol eterno, como la ternura y como el Amor, somos una esfera y todo es perfecto, échale coraje, da la vuelta al ruedo, sigue iluminando esa es tu misión.