DIMINUTIVOS

No cabe en nuestra cabeza toda nuestra inmensidad. El infinito impensable, la eterna eternidad.

Nos sabemos inmortales con fecha de caducidad. No creemos en la muerte, pero sabemos que está.

Contradicciones andando, pensando en el más allá, mientras tanto vamos dando palos de ciego sin más.

¡Qué inocentes, qué pequeños, qué indefensos hermanitos!

Ábrete a la inmensidad, desenchufa el cerebrito que no hace más que pensar. Que te causa incontinencia para sentir, para amar.

Es más sencillo humanito, cárgate de humanidad, sé como ese pajarito que no hace más que cantar.

La vida dura poquito aprovéchala para amar¡!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s