ENTRE EL AQUI Y EL AHORA

Vivir en el eterno presente es una tarea difícil, se te cruzan mis ideas que te devuelven al pasado y mil temores que te envían al futuro.

Pero ni el pasado ni el futuro existen en el presente. O tal vez es el presente el que no existe. Y continuamente estamos reviviendo el pasado o creando el futuro a base de miedo y preocupación.

De ese modo, vamos girando del uno al otro como el hámster que da vueltas infinitas a la rueda sin avanzar…

Vamos recordando y repitiendo de nuevo las cosas que no nos gustaron del pasado, o anhelando lo que nunca pasó, al mismo tiempo que construimos una realidad cargada de temores.

El presente es un regalo, es una oportunidad, es un nuevo comienzo real.

El presente es la experiencia libre de elucubraciones.

Es la acción pura.

El presente es el YO en atención plena.

El presente es el anhelo del SER

El presente es paz, felicidad, tranquilidad y amor💜

El presente es el camino para llegar a vivir sin miedo.

Porque nada ocurre. Porque todo es perfecto. Porque el SER siempre ES.

Vivir en el presente no es emborracharte de vida y distracciones, ni decir que no pasa nada, que no te afecta nada, que no sufres por nada…

Vivir en el presente es el trabajo diario de querer aprender a no sufrir, de aprender a amarte sin culpa, de escuchar tu corazón sin remordimientos, de parar sin ansiedad, de escucharte y mimarte y reconocerte y perdonarte para llegar al final del camino con serenidad y sabiduría.

El presente es el máster en la escuela de la vida.💜

UN CUERPO PARA TODA LA VIDA

Desconectados del cuerpo, vamos de aquí para allá, sin rumbo, sin armonía, sin principio, ni final.

El cerebro es el que guía, el corazón va detrás.

Y andamos descabezados, sordos, ciegos, destartalados. Huérfanos de amor y abrazos, estresados, ocupados.

Muy serios, malhumorados, sesudos y complicados.

Grandes hombres de provecho que viven en un barbecho. Que no conocen la risa, ni el amor, ni la ternura.

Que siempre comen de prisa, el tiempo es una tortura.

Sociedad enloquecida, enferma de soledad. Sociedad de la mentira, de la falsa libertad.

Sociedad donde no hay tiempo para salir a bailar con tu hijo, con tu nieto, para poderte abrazar.

No puedes, no tienes tiempo, ni de comer, ni cagar. Hay que ir siempre corriendo, siempre de aquí para allá.

Sin respetar tus misterios, sin honrar tu humanidad, tus ciclos, tus contratiempos, tus ganitas de volar.

De ser libre como el viento, de ser un hombre° y nada más.

°(Utilizo «hombre» genéricamente para referirme tanto a las mujeres como a los hombres. Para mi no hay diferencia más allá de nuestra biología)

HAZ LAS PACES CON EL MUNDO

Haz las paces con el mundo y siéntate a meditar.

Nunca nadie te hizo nada, todo estaba en tu mental.

Cuando te rindes y sueltas, cuando dejas de luchar, cuando no vives en guerra contigo y con los demás…

Un día ya te das cuenta de que nada es trascendental y que no vale la pena, sufrir y despotricar.

Que vivir es más sencillo, que sólo hay que respirar, agradecer, bendecir, hablar menos, callar más.

UNA TARDE ENTRE PÁJAROS

Siento no entender tu idioma, pajarito del tejado. Eres de una exquisitez que me tienes extasiado.

Tu trinar es un lenguaje antiguo y tan delicado, que enamora mis oídos, que me acaricia el olfato.

Mis ojos te buscan locos y persiguen tu volar, juegas conmigo al antojo, eres una preciosidad.

Dibujas con tus amigos formas en la inmensidad de este cielo azul, divino, de esta tarde de amistad.

Verte volar es un sueño, escucharte una barbaridad de bendiciones y sueños, de amor incondicional.

Me siento feliz pequeño, vuela, no dejes de volar que yo velaré tu vuelo y te acompañaré hasta el infinito y más allá.🐦

SE NECESITA MUY POCO PARA VIVIR

Un techo digno, luminoso, ventilado, cerca de alguna montaña, o al ladito de algún mar.

Con terreno para plantas que se puedan cultivar, con árboles que den fruta y sombra donde anidar.

Con gallinas, si te gustan los huevitos de corral. Con estanques para peces que no quieras cocinar.

Con flores de mil colores para alegrar a las abejas y hojas muy verdes y hermosas para que los gatos duerman.

No necesitas vestidos, ni tacones, ni peinados. Tampoco muchos zapatos, ni joyas, ni candelabros.

Necesitas un abrigo para el frío del invierno, unos pantalones largos, una falta y un vestido

Necesitas algún plato, cucharas y tenedor. Un vasito para el agua y un poquito de carbón.

Y si te gusta en invierno, escribir y leer tranquila, una chimenea de hierro y una velita encendida, por si te quitan la luz que no te falte poesía.

YA NO NECESITO NADA

Yo no necesito nada

Y nada me pertenece

No soy dueña de mi casa

Soy libre, eterna, valiente

Porque ya no tengo miedo de perder lo que no es mío

Solo me tengo a mi misma, lo demás es un delirio

Solo necesito sol, tierra firme, mucha agua, calor en mi corazón y en mi mente algo de calma

Necesito respirar, tener tiempo que perder, dormir, comer y cagar y hacer el amor también.

Con eso tengo bastante, con cuatro hierbas del huerto, con la fruta de mis árboles, con el calor de tu cuerpo.

Viendo a mis hijas felices y disfrutando de mi nieto.

YO TAMBIÉN ME LLAMO ASUNCIÓN

Honrando a mi padre y a mi madre y a todo mi linaje y mi clan. Me reconcilio con mi nombre de pila bautismal.

Me llamo como mi madre, aunque no sé si mi madre así me quería llamar…

Asumo mi nombre de familia, de esa familia ideal que nunca fue mi familia, aunque lo tuvo que aparentar.

Y aunque me llame Asunción y os honre con toda el alma, no quiero seros leal y cargar con vuestras carencias.

Ni con las de los ancestros, que hicieron lo que pudieron, ni con todas las herencias de emoción y sufrimiento.

Me llamo María Asunción, pero he levantado el vuelo y escucho mi corazón y no crio telarañas, me llamo María Asunción y estoy libre de añoranzas.

Me llamo María Asunción, pero me siento Pankara🔆

EL TIEMPO ACELERADO

Desde hace tiempo que el tiempo no tiene tiempo de nada. Corre de aquí para allá, da una voltereta y para.

Parece estar desquiciado, demasiado acelerado. Estamos en navidad y de repente es verano.

El tiempo está enloquecido, ha perdido la cordura, va como un loco corriendo, sin sosiego ni mesura.

Te toma el pelo y de pronto llueve cuando hace calor, o nieva en pleno diciembre mientras luce mucho el sol.

El tiempo no son horas, ni días, ni momentos. El tiempo tiene colores, tiene música e instrumentos.

Se refugia en tu costilla, te susurra al corazón, o se esconde en tu sonrisa y te alimenta la ilusión.

No hay tiempo para medirte, tiempo que me desconciertas. No te entiendo cuando mientes, no te creo cuando aciertas.

Estoy en ese momento, en el que no entiendo nada, si soy joven, o un bebé, si soy una simple anciana que ha perdido la chaveta, llena de arrugas y canas.

Hace tiempo que nací y no me acuerdo de nada.

Viva el tiempo que no es tiempo que tal vez nunca lo fue. Ese tiempo es un invento.

Yo siempre, fui, soy y seré 💗

DISONANCIA COGNITIVA

De repente ya no sabes si se lo dijiste o no. Si tú eres la culpable de su eterno mal humor.

Si el día que está de buenas es porque no has dicho nada. Si es mejor estar callada aunque se te rompa el alma.

De repente no eres libre ni para salir de casa. Necesitas su permiso, aunque solo sea una mirada.

Hoy amanece contento y te da los buenos días, mañana ha tenido sueño y te castiga con sutil ironía.

Maestros de las palabras, héroes de la hipocresía, verdugos del corazón, asesinos de empatía.

Pasáis desapercibidos por muchas de nuestras vidas, pero cuando os descubrimos, habéis perdido la partida.

Iros pues a otros parajes, donde podáis controlar a otro ser más ignorante y más fácil de engañar.

Yo ya te conozco zombi, ser sin alma, sin bondad. Me sedujiste una noche y yo me dejé matar.

Para salvarte la vida, no me moriré yo más.

Te deseo lo mejor, pero te invito a marchar, desaparece ipso facto, o no podré controlar las ganas de hacerte añicos, no me quisiera manchar.

Desaparece amiguito y no mires para atrás.

UN VIRUS MUY OPORTUNO

Decía mi mamá querida que cada siete años se cambia. Además de muy querida, mi madre también era muy sabia.

Ciertamente cada siete años he podido comprobar que ha habido un cambio de ciclo.

Así pues, en 2012 se acabó el mundo que conocíamos hasta entonces y empezó la famosa era de Acuario. El gran despertar, la liberación de la humanidad, el principio de la nueva era donde el águila y el cóndor se iban a encontrar, como anunciaban los sabios.

En 2012 todos los gobiernos y todas las corporaciones fueron anuladas y embargadas, pero casi nadie se enteró.

No obstante, muchos iniciamos un camino sin retorno de crecimiento y toma de consciencia.

En mi caso personal, el despertar coincidió con una necesidad vital de abandonar la vida que llevaba hasta entonces. Directora, actriz y empresaria en un estudio de doblaje durante casi 30 años, había llegado al final de un ciclo de sufrimientos, esfuerzos, ilusiones y desilusiones. Un ciclo que parecía no tener fin y que me estaba consumiendo.

Mis peticiones y deseos más profundos se hicieron realidad, (ya sabemos que el universo 💫 resuena con nuestra vibración). Y, en octubre de 2019, coincidiendo con otro cambio de ciclo, tuvimos que cerrar nuestra querida empresa, a la que habíamos dedicado casi toda la juventud y mucha energía.

Al principio nos pareció un auténtico desastre ese cambio tan inesperado como deseado, pero…

…En esas estábamos, dando los últimos capotazos al cierre de la empresa, cuando un día escuché en la radio que en China había un virus y que había llegado a Italia. Paralelamente, en mi estudio llegaban algunos actores con la boca tapada, como ocurre en Japón 🔆 y con miedo en sus ojos por lo que escuchaban en los medios de desinformación.

Yo nunca tuve miedo a algo que siempre me pareció un show y un atentado al sentido común. Estaba más ocupada esperando la llegada de mi nieto y preocupada porque empezaba a escuchar barbaridades sobre encierros y restricciones de movilidad.

Mi nieto nació en pleno inicio de esta ‘plandemia’. Mi hija fue una jabata mamá que, gracias a su fortaleza y al acompañamiento providencial de su hermana (que no pudo volver a Japón, donde vivía, por el encierro obligado) pudo parir y cuidar a su bebé los primeros meses de locura de esta historia.

En abril coincidiendo con el primer mes de Bruno, me salté las restricciones de movilidad y el absurdo confinamiento, para conocer a mi nieto.

Nunca he usado mascarilla, ni me he hecho ningún pcr, ni por supuesto me he vacunado, de este invento mortal. He ido a cenar y nunca me han pedido carnet alguno.

He viajado en tren, en autobús, he ido a comprar y a veces ni me veían…otras, cuando me indicaban que tenía que ponerme el bozal, les decía, sonriendo, que estaba exenta. Exención que apoyaba con la documentación de mujer viva, soberana y autodeterminada, gracias a la actuación que aconteció en 2012 y que se llama OPPT (One People Public Trust)

Todo ha sido mágico, milagroso, poderoso. Tomar las riendas de tu vida, sin miedo, con certeza, con agradecimiento por todo lo vivido, cambia la realidad. O por lo menos, cambia tu realidad.

Y creo, sinceramente, que de eso se trata, de cambiar cada uno nuestra realidad personal, para que se dé el cambio que todos deseamos a nivel general.

Tú eres el cambio. Sólo hay que atreverse a dar el paso, sin miedo y con confianza total.

Somos más poderosos de lo que imaginamos. Somos seres multidimensionales, cuánticos, amorosos, creadores de mundos o destructores de mundos.

Hay muchas líneas de realidad.

Yo escojo la libertad, el amor y la conciencia. En honor, transparencia y gratitud🙏