LOS TRES GIGANTES DE DON QUIJOTE

“Lucho contra tres gigantes, querido Sancho; estos son:

El MIEDO, que tiene fuerte raigambre y que se apodera de los seres y los sujeta para que no vayan más allá del muro de lo socialmente permitido o admitido.

El otro es la INJUSTICIA, que subyace en el mundo disfrazada de justicia general, pero que es una justicia instaurada por unos pocos para defender mezquinos y egoístas intereses.

Y el otro es la IGNORANCIA, que anda también vestida o disfrazada de conocimiento y que embauca a los seres para que crean saber cuando no saben en realidad y que crean estar en lo cierto cuando no lo están.

Esta ignorancia, disfrazada de conocimiento, hace mucho daño, e impide a los seres ir más allá en la línea de conocer realmente y conocerse”

Miguel de Cervantes Saavedra

LA AVENTURA DE VIVIR

El camino de la vida es corto y muy sinuoso

Empiezas sabiendo mucho y lo olvidas poco a poco

Te educan y te adoctrinan en los cánones del tiempo

y te olvidas de lo que sabías por derecho de nacimiento

El camino de la vida es un simple laberinto

La salida es el principio y el comienzo un desafío.

Para experimentar esta vida hay que echarle un gran valor

cuando crees que ya lo sabes todo es cuando empieza lo mejor.

Todo un día se derrumba y vuelves a comenzar

es mejor que te prepares y que empieces a meditar.

Dentro de ti está la clave, no la busques más en otros,

tú quisiste vivir la experiencia en este mundo de locos.

Regresa a tu corazón, abre tus alas y vuela

y abraza a tu padre el sol

Toma el camino de vuelta♥

NADA QUE DECIR

No quiero escribir y no decirte nada, prefiero estar callada.

No quiero hablar palabras que no siento, prefiero los silencios.

Mi canal es un medio, no un entretenimiento,

Y si no te digo nada, no es que ya me haya muerto.

Me voy a meditar, me quedo en los “adentros”

A veces el callar, vale más que contar cualquier cuento

Disculpa mi honradez, no sé decir mentiras

Y no sé qué decir, así que me piro de puntillas…

Igual que en teatro, hago mutis por el foro

Te esperaré mañana, escúchame de igual modo

Te dejo mi silencio, mi esencia verdadera.

Mañana volveré con savia y ganas nuevas

Hoy no tengo palabras.

No tengo pensamientos

Respiro y miro el sol y con él me alimento.

Gracias por Ser y Estar.

Gracias y hasta otro momento.

UNA OLA GIGANTE

Una vez leí un libro que me proponía surfear la vida como si se tratara de un viaje encima de una ola gigante.

Súbete a la ola de la vida y deja que ella te acompañe. Suavemente a veces, más violentamente otras veces. A veces con sol, otras con lluvia. La ola te lleva por el camino de la vida. Y no es que se trate de no hacer nada. No, no se trata de eso. Se trata de no nadar contra corriente porque acabas ahogándote.

Cuando venga la ola, mírala de cara, toma tu valor y tu coraje, confía en ti y en la vida que te propone nadar con una ola gigante y…. surfea con ella disfrutando de cada momento. De los buenos momentos y de los menos buenos. Confía, agradece por todo, hasta por lo que te parece malo, a priori. Todo es por algo, todo tiene una razón, una explicación, aunque tu mente concreta y simple no la comprenda.

Sé paciente, agradecido, no pierdas los papeles, recógete en los momentos duros y espera, como hace el invierno, a que llegue la primavera.

Siempre llega.

TIEMPO DE REENCUENTROS

Y poco a poco causalmente…nos vamos reencontrando.

Y de repente, bruscamente, nos vamos distanciando.

Los afines se miran, se ven y reconocen.

Llevamos mucho tiempo buscando en medio de la noche.

Y ya llegó la aurora, el tiempo de la Luz

Descorre las cortinas y alumbra tus espacios, tus noches y tus días

Alumbra y dosifica la luz que ahora te llega, porque llegará mucha.

Llegará toda hasta que mueras.

O mejor hasta que vivas la vida que mereces.

Y no habrá diferencia entra la vida y la muerte

Un presente continuo, lleno de bendiciones,

en todos los reencuentros, en todos los corazones.

Es tiempo de reunirse alrededor del fuego,

de cantar viejos cantos, de danzar por los cielos

Es tiempo de alegrarse por habernos mirado,

y por reconocernos y por entusiasmarnos.

Por todo lo vivido, lo pasado, pasado.

Y ven aquí conmigo, la nueva era ha llegado.

NIÑOS

Los niños se adaptan a todo, a todo lo malo también.

Tienen sus mecanismos de defensa para sobrevivir en un mundo hostil que no comprenden, que no tiene nada que ver con su esencia.

Los niños son inocentes, son libres, son alegres, son espontáneos, son mágicos, son puros e ingenuos.

Poco les dura todo eso, a medida que aumenta el adoctrinamiento continuado de padres, profesores, familiares y amigos que creen honestamente que los educan.

Por no hablar de los adultos que utilizan a los niños como objetos de sus pasiones, de sus perversiones, de sus frustraciones.

Todos somos niños maltratados por un mundo de adultos inconscientes e ignorantes que como ahora mismo les obligan a estudiar en aulas a 12° de temperatura, con mascarillas y separados de sus compañeros. Todo ‘por su bien’.

Los niños se acostumbran a todo…y los adultos perpetuamos las torturas de todo tipo que nos inflingieron de niños.

Es tiempo de despertar.

“VIVIR EN LOS PRONOMBRES” – LA VOZ A TI DEBIDA – PEDRO SALINAS

Para vivir no quiero islas, palacios, torres.

¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres!


Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo.

Te quiero pura, libre, irreductible: tú.

Sé que cuando te llame entre todas las gentes del mundo, sólo tú serás tú.

Y cuando me preguntes quién es el que te llama, el que te quiere suya, enterraré los nombres, los rótulos, la historia.

Iré rompiendo todo lo que encima me echaron desde antes de nacer.

Y vuelto ya al anónimo eterno del desnudo, de la piedra, del mundo te diré:

«Yo te quiero, soy yo».

NO LO CONSEGUIRÉIS

Se acabó señores de la guerra, no lo conseguiréis.

Vuestros planes macabros no tienen cabida en mi mundo.

Se acabaron vuestras perversiones, vuestras tropelías, vuestras ambiciones.

Habéis llegado lejos pero no tenéis más recorrido.

Despiertos estamos los que ahora vivimos en esta santa tierra que casi habéis extinguido.

Pero la Tierra es sabia y siempre se renueva, resurge de sus cenizas y siempre es primavera en nuestros corazones cansados de sufrir, no tenemos más ganas y queremos vivir.

Catástrofes y guerras, los odios y pasiones, los niños abusados, los viejos, las prisiones, los jóvenes sin techo, las madres sin amor, todos tienen derecho a un mundo mejor.

Por eso se acabó señores indecentes, los que lo hacen a posta, también los inconscientes, se acaba un mundo oscuro, perverso y delirante donde domina el miedo y el dolor denigrante.

Estamos ya despiertos y somos mayoría, apéense del tren que ya no tienen vía, ocúltense en las sombras o súbanse a este carro, la vida de la Luz y el Amor ya ha llegado.

FRATERNIDAD

Hermandad, camaradería, amistad, bellas palabras para describir el amor entre iguales, entre hermanos, entre almas afines.

Fraternidad es la palabra que más me gusta y mejor define la relación entre personas de buena voluntad que mantienen una relación de amistad libre, sin condicionamientos, amorosa, generosa, receptiva, contagiosa. ¡Si! Contagiosa porque ese tipo de amistad se contagia y te invita a devolver lo que dice el refrán: “amor con amor se paga”, pero sin necesidad de sentirse en deuda, sólo por el hecho de agradecer el trato, el cuidado, la estima, la dedicación.

El amor incondicional del que tanto se habla en el mundo espiritual, lo encarnan mis fraternales y amorosos amigos de Mi Voz Es Tu Voz. Y yo desde mi profundo agradecimiento les abrazo y les reconozco como hermanos fraternos.

Gracias Elsa y Javier por vuestro cariño y amor fraterno. ¡Qué suerte habernos reencontrado en este momento crucial!

💜💚💙💛🧡🤎❤

LAS ABARCAS DESIERTAS – MIGUEL HERNÁNDEZ (1910 – 1942)

“Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraban los días,
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río,
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.

Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.

Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas
mis abarcas desiertas.”