BRUNO

Cuando tú llegaste se paró el tiempo y salió la luna de su escondite.

Cuando tu llegaste brillaron las estrellas y los pajaritos hicieron sus nidos.

Tu sonrisa enamoraba al gato y tus piececitos olían a rosas.

Tus ojitos negros miraban profundos como si supieran ya todas las cosas.

Parecías tan frágil, cuando eras tan fuerte, parecías pequeño pero eras imponente.

Tus oídos pequeños lo escuchaban todo, tus manos chiquitas todo lo alcanzaban, todo lo sabían pero no lo recordaban.

Ese es el misterio que traemos al mundo, somos tan pequeños, siendo tan profundos !

Quieren enseñarnos cosas sin sentido, de donde venimos no hacen falta tantos caminos.

Pero aquí llegamos, sigamos el juego, la vida comienza, salgamos al ruedo.

Toda una experiencia tienes por delante, échale valor, paciencia y coraje.

Abuelos y padres, primos, tios, hermanos, aquí estamos todos y te damos la mano.

Que empieza la fiesta de ser un humano!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s