EL HORIZONTE

Palabra redonda que te abraza al pronunciarla.

Palabra con hache y zeta y muchas oes…

Palabra de esperanza.

Encorsetados en nuestro presente continuo no vemos el horizonte.

Y el horizonte nunca se alcanza. El horizonte nunca se toca, al horizonte nunca se llega.

Pero es nuestro destino. La utopía, la añorada Ítaca, el futuro soñado.

Cada uno tiene un horizonte dentro de su corazón. No lo busques fuera, no persigas quimeras imposibles.

Ve hacia dentro. Tú eres tu maestro, tu padre, tu madre, tu niño ávido de amor.

Mira el horizonte que se abre dentro de ti.

Ya has llegado. No busques más, no naufragues de nuevo.

Has llegado a puerto. El horizonte eres tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s