RELATIVIZANDO

¡Es todo tan relativo, pequeño amigo!

En un instante todo da un vuelco y te caes de culo sobre el asfalto.

¡Y toda tu elegancia se escampa por la estancia!

Frágiles, diminutos, indefensos seres, jugando a ser importantes, sesudos y muy seguros…

Somos una carjada, la caricatura de un muñeco de trapo, somos un escupitajo del sol en una mañana.

Pero el sol nos respeta demasiado para vomitarnos su Luz, debemos ganarla a pulso, y no tenemos ni idea, somos como aquella estrella que hace años se apagó.

¡Qué estropicio! ¡Qué pecado!

¡Cuánta superficialidad! Creemos que somos sabios y no sabemos na de ná…

Con humildad y confianza, intenta alumbrar de nuevo, recuerda que el sol que ves siempre lo llevaste dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s