NO CREERSE DIGNO

Amarse a uno mismo como a tu prójimo debería ser la máxima que nos enseñaran en la escuela.

Amor propio del bueno, sin falsa modestia, sin egos.

Amor verdadero que se mira en el espejo y se reconoce bueno.

Amor a tu niño pequeño que un día se quedó huérfano.

Amor a tu cuerpo y a tu pensamiento, pensamiento ingenuo, pensamiento sin retorcimiento.

Amor a tus emociones y a tus palabras que son tu alimento, palabras bonitas, palabras sin remordimiento.

Amor a tus actos, a tus pasos rectos que si se equivocan reculan de nuevo.

Porque somos buenos, porque somos bellos, porque merecemos nuestro amor inmenso.

Porque por las noches, cuando seamos viejos, seamos felices y estemos contentos.

Porque lo que hicimos fue amoroso y tierno.

Porque finalmente supimos querernos.

Un comentario en “NO CREERSE DIGNO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s