UN CUENTO

Voy a contaros un cuento

Había una vez un niño que nació libre.

Eligió a sus papás entre los mejores papás posibles que un niño pudiera tener: jóvenes, sanos, bellos en su alma y en su cuerpo, inteligentes, sabios y bondadosos.

Tuvo tanto acierto en su elección que los nueve meses que estuvo en el útero de su mamá, se los pasó jugando y bailando de alegría por tal acertada elección. De padres sabios, hijos sabios naturamente y el bebito nació en un suspiro una soleada mañana de primavera.

Lloró poco y durmió mucho durante sus primeros dias de vida. Enseguida empezó a alimentarse de la leche mágica y sagrada de su mamá y comenzó a crecer en tamaño y sabiduría.

Nació libre como os he dicho y eso significa que nunca recibió palabras o actos desagradables. Su educación fue consciente y su crecimiento emocional prosperó gracias a las infinitas muestras de amor de todos los que coincidían con él en el camino de la vida, sobre todo gracias al cariño y amor de sus queridos papás.

Vivió feliz e hizo feliz a cuántos se cruzaron en su camino y se hizo mayor sin apenas darse cuenta, conservando su inocencia y su espontaneidad.

Cuando su cuerpo empezó a oxidarse por tanto como hubo respirado y vivido, se sentó debajo de una higuera y mirando al cielo, volvió a agradecer por el regalo de la vida. Se despidió de los árboles y de las flores, acarició a sus gatos y escuchó a los pájaros que le cantaban mientras iba cerrando los ojos.

Y se durmió para toda la eternidad.

ORA ET LABORA

Te levantas con el sol y agradeces por el nuevo día. Respiras!

A continuación te preparas un rico desayuno, y agradeces por el alimento. Respiras!

Después estiras tu cuerpo y te aseas un poco y….respiras!

Y te dispones a trabajar agradeciendo por la posibilidad de hacerlo, sin carga, sin esfuerzo, sin trabajo. Respiras!

El trabajo debería ser satisfactorio y tranquilo. Debería servir para hacernos felices y mantenernos ocupados en lo que nos gusta. Debería ser creativo. Dicen que el trabajo dignifica, mejor diría que el trabajo te permite satisfacer tus necesidades básicas dentro de una sociedad en la que todo se obtiene con dinero. Más allá de eso, la vida debería vivirse sin horario ni trabajo.

Una vida larga, sin prisas ni enfermedades, sin enfados, sin competiciones….Una vida para la contemplación de la vida. Una vida para ganar el tiempo perdiéndolo. Una vida para disfrutar de las estaciones y las puestas de sol. Para celebrar el nacimiento de las flores y las caídas de las hojas, para sumergirnos en el mar y escalar las montañas. Para comer lo que la tierra nos regala y jugar con los animales.

Una vida para descubrir nuestros dones y desarrollar nuestros talentos.

Una vida para amar a nuestros hijos y enseñarles a vivir en libertad.

Una vida sin miedo.

Una vida llena de vida.

EL APLAZAMIENTO DEL OLVIDO

Altiva y altanera te manejas bien

Te envidian, te desean, te quieren poseer

Si llegas de improviso eres difícil de creer

Si lo haces poco a poco, fácil de merecer

Eres la bienquerida, la deseada, la infiel

No obstante duras poco, sabes desaparecer

El dia menos pensado ya no existes, y cual fantasma te diluyes y no te ven

La fama es un suspiro, no tiene dueño, no ES

Alimenta a tu ego, pero no forma parte de tu SER

SIN MIEDO

Cierra los ojos y escucha a tu corazón. Sólo existe este momento, no tengas miedo. Respira. Atrévete a conectar contigo y tu sintonía.

Eres ese transistor obsoleto, desarmado, perdido y desamparado que no tiene más temedio que sonar entre tanto tedio. Eres una radio antigua, tic, tac, toc, tic, ¡qué desidia!

Busca otro interlocutor, tu ritmo es suave y pequeño, no quieras hacerte el tierno, no cometas otro error.

Llegaste sólo hasta aquí, y sólo te irás amigo, no vuelvas a hacerte el fino, sabes que esto tiene fin.

Mientras tanto, canta, sueña, vive, llora, abraza, tiembla…Son cuatro días, pequeña, todo acaba y tiene fin.

Aprovecha esta mañana de febrero soleada y saluda al sol de cara, él te sabrá responder.

Todo pasa, nada queda, disfruta pues de este instante, con eso tienes bastante: con el pájaro que trina, mirar una golondrina, comer ese chocolate. Charlar contigo, besarte, recordar a los ausentes y esperar a los infantes que están abriéndose paso desde un útero sagrado.

El futuro es ya presente, nada queda, todo pasa, bendita sea ésta tu casa desde ahora y para siempre.

LA PAZ PERFECTA – Cuento Sufí

Narrado por Pankara♥

Había una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta.

Muchos artistas lo intentaron. El Rey admiró y observó todas las pinturas, pero sólo hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo, era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban.

Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos los que miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura, también tenía montañas, pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual brotaba un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía el retumbar de un espumoso torrente de agua.

Todo esto no se revelaba para nada pacífico.

Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido.

Allí en el rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en medio de su nido…

El Rey escogió la segunda.

Y explicó a sus súbditos el por qué: “Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro ni dolor. Paz significa que a pesar de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón”.

MICKEY

Tenía diez años pero no tenía un gato

Tuve un perro callejero que nos visitaba en verano

Tenía una casa grande con grandes habitaciones

Y teles en blanco y negro en todos los rincones

Tenía una yaya sentada frente a una Singer que nos hacía los macarrones

Y una madre muy lejana que llegaba con tacones

Tuve un padre autoritario que nunca hablaba de amor

Y una hermana solitaria que demandaba atención

Tenía diez años y un día me hice mayor

SAL Y ACEITE – David Yeste

Vengo del hambre y del olivo,
del estrecho espacio que queda
entre la bota y el suelo.


Vengo del polvo y del frío
de los raíles, del fuego
de un sol con sed y sin sombra.


Vengo del gesto callado
de bajar la vista siempre,
del eco de la alacena.


Vengo de una casa en la colmena
con sal y aceite en cada esquina
y una silla en cada puerta.


Vengo de abajo, diría,
del asfalto, de la plaza,
del bar, del portal, del entresuelo.


Vengo a ser un pez pequeño
asomando en la pecera
preguntando a todos qué es el agua.


De un cementerio de libros,
del pecio de una guitarra,
vengo desde hace mucho tiempo.


Vengo hasta aquí, no sé hasta dónde.
Vengo hasta ti siempre que puedo.
Vengo cansado, asustado. Y vengo.

EQUILIBRISTA

Equilibrando el equilibrio equilibrista.


Equilibrar es un verbo bonito, sutil, frágil, dulce.

Equilibrar, implica suavidad, ternura, dulzura,
es femenino, es ligero, es amigable.

Equilibrar no niega, no somete, no obliga, no prohíbe, no
manda. Iguala, acerca, equipara, acompaña.


Equilibrio también es voluntad, firmeza, valentía, paciencia, insistencia.

Intento y asunción y logro y caída y nuevo intento y nueva caída y satisfacción por haberlo logrado. Hasta el nuevo
tropiezo, hasta volver a buscar el equilibrio.


Me declaro equilibrista en la cuerda floja de la vida, ensayando cada día, sin fecha de estreno.


Sin prisa, sin apuro, sin obligación, sin presión.

El público también ensaya su propio salto
equilibrista y todos juntos equilibrando, nos equilibraremos finalmente cuando traspasemos el
umbral que nos lleva al otro lado, donde ya todo esté finalmente equilibrado.

PRIMERA LECCIÓN Alejandra Llanquipichun

Cuando sientas a la soledad entrando por tus venas
Cuando la angustia se aloje dentro de tus ojos
Y los arboles ya no te den un respiro
Y el cielo ya no te lleve con el viento,
Quiero que te apartes de los hombres y te encierres en un tiempo lejano.

Toma tus cosas y viaja a tus orígenes,
Visita a tu pueblo que dejaste olvidado,
Construye tu casa en la tierra
Con la madera que dios te regalo

Cría corderos para que no te falte carne, planta verduras y papas,
Cásate con una mujer de trenzas negras
Que te lleve de la mano y te bautice en un rio
Cámbiate de nombre y busca un abuelo.

Ama al silencio y dile que te cuente nuestra historia
Aprende a escribir la lengua de los soles
Estudia para cazador de mariposas y déjalas ir,
Búscame detrás de las ventanas queriendo volar,
Mírame correr debajo de los arboles siendo libre.

Quiero que sepas que tu felicidad va estar ahí donde se hizo tu vida,
Lejos de los hombres comunes,
Cerca del sol,
Cerca de la tierra.

LA ALQUIMIA DEL CORAZÓN

Infinito de infinitos caminamos tribalmente, hermanadamente, amorosamente hacia las estrellas.

Somos los guerreros, los sanadores, los sembradores, los mensajeros, los amawtas, los sabios…

Lo femenino y lo masculino en una misión de vida, en una misión de luz, en una misión de recuerdo de nuestros dones, de nuestras sombras.

Somos los hijos de la Tierra, los herederos de la sabiduría cósmica, de la palabra y el canto, del abrazo desde el corazón. Nos reconocemos en nuestra mirada.

Venimos desde los eones del no tiempo y del no espacio y, Aqui y Ahora, unidos por el infinito dorado y plateado, retomamos nuestras misiones y caminamos juntos como hicimos antes, pero ahora desde la sanación de nuestras almas.

Desde el amor, desde el perdón, desde el reconocimiento mutuo, desde la fortaleza de saber que somos un sólo corazón palpitando al ritmo y compás de la Madre Tierra y del Padre Sol.

Sostenidos por la energía cósmica y por las fuerzas intraterrenas. Por nuestros ancestros que han sanado a través de nosotros y con la proyección amorosa hacia nuestra descendencia.

Con la fuerza de nuestros animales de poder y de nuestro ego diluído en amor pero fortalecido para poder vivir en la densidad.

Somos los hombres y mujeres de ayer, hoy y mañana en misión de amor.

Somos el infinito.

Sed bienvenidos💜