EL ÁNGEL DE LA GUARDA

A ese ángel de la guarda que no te deja ni de noche ni de día.

Que vela todos tus sueños y cuida tus pesadillas.

Que te acompaña al colegio, al mercado, a la oficina.

Que sabe si está contento, si necesitas caricias…

Ese angelito perfecto, invisible e intangible,

Que trabaja todo el tiempo para hacértelo pasar lo mejor posible…

Es un ángel amoroso, pequeñito y complaciente,

El ángel más misterioso, un angelito valiente.

Sabe cuándo abrirse paso, cuando estar ahí muy presente,

Cuando pasar de puntillas por tu cuerpo y por tu mente.

Sabe que si lo necesitas siempre estará para protegerte.

A ese ángel de la guarda, a ese faro incandescente

Acude a él si estés triste y dale un beso en la frente.

Toma prestadas sus alas para volar sin detenerte

Para ser fuerte, amoroso, bondadoso e imponente.

Un comentario en “EL ÁNGEL DE LA GUARDA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s