CREADORES DE REALIDADES

Tu tienes el poder. El poder de crear o destruir. El poder de sanar o enfermar.

¡Si! Es mucha responsabilidad y probablemente prefieras dejársela a los doctores o a los políticos, a tu jefe o a tu padre.

Hasta que descubras que ni tu padre, ni tu jefe, ni el político de turno, ni tu médico de confianza tienen poder sobre ti.

Y ese es un descubrimiento que libera y compromete al mismo tiempo.

Que te coloca en la posición de protagonista de tu vida.

Ya no tienes excusas. Ya no puedes echarle la culpa a nadie.

Y pasa por perdonar y perdonarte. Por soltar y desapegarte, por aceptar y agradecer.

Y pasa por amar hasta el infinito a tu ser , a tu niño interior, a tu alma y a tu cuerpo.

Pasa por cuidar tus palabras y tus comidas. Tus actos y pensamientos.

Pasa por tratar bien a los animales y a las plantas. A tus hijos y a tus padres.

Pasa por no tomarte nada personalmente y no hacer suposiciones.

Pasa por hacerlo siempre todo lo mejor posible y ser cuidadoso cuando hablas.

La palabra es energía.

Energía creadora o destructora.

Las palabras pueden herirte de muerte o sanarte de vida

Eres poderoso y responsable de la armonía de tu entorno

Eres un creador de realidades

¿Empezamos a crear en serio la nueva humanidad? ¿O seguimos delegando el poder a los demás?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s