AUTORETRATO

La suave brisa o el sol ardiente, la noche oscura, la tarde verde.

Son los testigos de mi locura, me siento libre, me siento pura.

Vivo mi vida tal como quiero, me gané a pulso tanto sosiego.

Y ahora los años no me hacen vieja, me hacen más sabia y menos pendeja.

Tú me acompañas, mi ser hermoso, mi piel morena, mi corazón rojo, mi linda voz de tierna doncella que nunca supo saberse bella.

Y hoy que me miro en ese espejo que sólo muestra tu fiel reflejo, te digo Asunta, Pankara querida, que eres la estrella que en el cielo brilla.

Que honro tu vida y tu camino, tu crecimiento y tu destino. Que eres hermosa, tierna y divina y que te amo Azucena mía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s