EL DIFÍCIL ARTE DE ACOMPAÑAR

Acompañar sin invadir, acompañar sin molestar. Estar ahí sin irrumpir, saber hablar, aprender a callar.

El dificil arte de acompañar, cuando haces bien, cuando puedes sumar. Cuando aprendes a distinguir entre opinar y mandar.

Y controlar ese ego sutil que siempre intenta destacar, sobresalir y competir, ese ego estúpido y febril que sólo quiere molestar.

Aprender a estar sin exigir, para abrazar sin apretar, para dar besos sin herir, pasar de puntillas por ahí, aun cuando no puedas pasar.

El dificil arte de acompañar a quien más amas a tí mismo a tu otro yo, a tu ser sutil, a algún amigo,a tu hijo.

Acompañar desde el amor, desde tu esencia superior, desde esa frágil sensación de poder ser por un instante dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s