CUANDO SE APAGUE LA LUZ

Cuando se apague la luz quiero seguir contigo recordando todas las montañas que subimos.

Cuando se apague la luz y se tapen los oídos, volveremos a recorrer en sueños nuestros caminos.

Cuando se haga de noche en nuestro cuerpo cansino, te cogeré de la mano para escribir nuestro último pergamino.

Y cuando ya no podamos decirnos ni recordarnos, nos miraremos de frente como se miran los niños.

Y cuando tú y yo salgamos de nuestros cuerpos inertes, seguiremos disfrutando de nuestra alma inocente.

Y desde ese otro lado eterno e incandescente cantaremos las canciones que cada día inventamos, bailaremos nuestros bailes en un abrazo perenne.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s