INTANGIBLE, INVISIBLE, INVIOLABLE

No se ve, ni hace falta que se toque. No tienes que estar al lado para querer con pasión. El amor que yo te tengo no necesita mirarse, es generoso y se sabe amor sin más condición.

He aprendido a quereros desde lejos, sin agobios, sin pretender invadir vuestra propia habitación.

Sabiéndoos sabedoras de todas las maravillas, confiando a todas horas en vuestra sabia intuición.

Y es cierto que muchos días me gustaría abrazaros y teneros de puntillas cerca de mi corazón.

Pero mi alma conoce de vosotras la alegría y conoce vuestra esencia y vuestro más puro amor.

Un invisible hilo rojo une hoy nuestras tres vidas y más allá de los siglos os hablará de mi amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s