UNA PLAGA DE MOSCAS

Pequeñitas, revoltosas, no sois mis viejas amigas, más bien sois muy asquerosas, invasoras sin medida.

No habéis pedido permir para venir a vivir a mi cocina, mi baño, mi desván y mi jardín.

Sois muchas, maleducadas, pequeñas y malcriadas. Os posais en cualquier cosa, sea dulce, agria o apestosa.

No sé que hacer con vosotras porque no os quiero matar, pero tenéis que enterder que este no es vuestro lugar. Iros a jugar al patio del vecino más simpático, salid de mi propiedad, mi casa no es vuestro hogar.

Y no me hagáis que no os quiera, también sois hijas de la madre tierra, pero iros a jugar al patio, mi colegio no es un establo barato.

Bueno bella aqui te dejo, voy a mirarme al espejo. Dulces sueño tenga usted, sin moscas y sin café.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s