YO TENÍA UNA HERMANA

Yo tenía una hermana con rizos de oro, una hermana cercana, amorosa y buena. Hermana de cuna, de coles y juergas, hermana de noches llenas de ternura.

Yo tenía una hermana, muy grande y pequeña, era para mí mi alter ego, mi estrella.

Con ella jugué los mejores juegos, soñábamos juntas viajar hasta el cielo.

La vida nos puso cien mil zancadillas, pero yo y mi hermana éramos infinitas, podíamos con todo, no teníamos miedo, yo tenía una hermaba que era mi universo.

Hermana del alma, mi hermana gemela, hermana de soles y de lunas llenas, qué bien que me sienta saber que mi hermana descuelga el teléfono y un día me llama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s