EL RIESGO DE VIVIR

Atrévete a correr el riesgo, el riesgo de vivir. De disfrutar de este tiempo corto, pequeño, efímero.

Nos lo hemos ganado a pulso, desde que decidimos venir. Nos costó mucho nacer, que no nos cueste tanto morir.

Que nos valga la pena llegar hasta el final, con la espalda encorvada y una sonrisa sin fin, con dolores y achaques pero con el corazón feliz.

Que nada ni nadie te estropee el final, la vida se merece que sea todo un ritual, que puedas despedirte con amor de los tuyos, que no te quedes solo antes de tu funeral.

Que rías, cantes, bailes, aunque no sepas bailar, que tus pies no descansen, ni tus ganas de jugar. Que cocines pasteles, que te sepan a gloria y que a todos tus nietos puedas contar tu historia.

La vida es un regalo, un tiempo para amar, para pasarla amando incluso al peor animal, a ese que te ofende, al que te quiere fastidiar.

Que todos somos huéspedes en este bendito lugar. Y nadie es más que nadie, todos somos igual, venimos de un vientre sabio que nos quiso acunar.

Adoremos la vida, da las gracias al sol, enráizate a la tierra y pídele perdón.

Seamos bendecidos por llegar hasta aqui, gloria a todos los niños que nos atrevimos a venir, a experimentar la vida, a aprender a vivir, somos todos hermanos, dejemos de sufrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s