ABUELAS

La espalda se encorva, se arruga la piel. La voz se te aflauta. Te tiñes la sien. Abuelas que fuimos las madres de ayer, hoy somos más libres, más tristes también.

Pero aún haces falta, aún tienes que mucho que ofrecer. Eres amigable, sabia, para todo aquél que quiera escucharte, que quiera aprender de ti, la experiencia, el arte, la fe…

Abuela incansable, aun tienes que Ser y Estar en la tierra, no te vayas mujer. Aún te necesito, aún debo aprender para ser la abuela que hoy tengo que ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s