DESDE EL SER

Caminando por la vida he aprendido que todos somos iguales de divinos.

Es tan corto el tiempo y tan largo el olvido que es una pena continuar dormido.

Despierta mi amigo, saluda a tu hermano que aunque está contigo no te da la mano. Se pierde en minucias, se olvida que siempre la vida te enfrenta de nuevo a la muerte.

Es corto el trayecto, no vale la pena seguir discutiendo sobre aquella estrella. Todos nuestros males son un desperdicio, si no los curamos con amor divino.

Somos parecidos y no lo sabemos, nos creemos únicos mientras envejecemos…

Si por fin un día nos diéramos cuenta de que tú me haces falta y yo a tí también, sería más fácil olvidar las penas y tomarnos juntos un tarro de miel.

¡La vida es tan corta, tan bella, tan sabia!

No perdamos tiempo. Bésame otra vez💚

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s