FIESTA DE VERANO

Verano de fiestas, fiestas de verano. La gente se quiere sacudir el hastío bajo el griterío ensordecedor y la música a todo trapo.

El verano propicia el descontrol y el descaro, aumenta el gentío y el ruido a destajo. No existen las penas, no hay horario, no hay trabajo.

Y un poco más lejos continúan los náufragos.

Conciencia pequeña tenemos, muchachos, cuando hay tantos muertos rondando a nuestro lado. Tsunami de vidas sin valor, ni amparo, que van a la deriva mientras nosotros nos bañamos.

Un comentario en “FIESTA DE VERANO

  1. Sí, seguimos bañándonos en este nuestro querido Mediterráneo y mientras que él acuna el solaz descanso y el placer de sus rivereños sigue siendo, como escribía Alfonso Canales …”el mar de las batallas, la procelosa mar de las pateras llenas de oscura carne esperanzada”…y también el mar de aquellos sueños de sirenas encantadas. Y nosotros sin conciencia mirando no sé adónde. Triste. Será que todo lo relativo al mar me atrae de una forma especial. Me gusta tu escrito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s