QUE VIENEN LOS RUSOS…

Mihail y Svetlana llegaron despacio, no nos dimos besos, sólo alguna mano.

Les miré a los ojos, vacíos, cegatos…

Olían a dinero sin ningún recato.

Miraron la casa como por encima, no oyeron los pájaros, ni olieron las viñas.

Las flores se dieron la vuelta a su paso y las margaritas cruzaron sus brazos.

Los gatos maullaban, ladraron dos perros…los rusos se fueron por dónde vinieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s