CERES

Érase una vez un planeta pequeño, se llamaba Ceres, de ahí es de donde vengo.

Con cara de niña viajaba desnuda, llegué de puntillas tocando la luna.

Ojos de utopía, lengua de aventura, creí que la vida era tierna y pura…

No entendí el horror, no pude ni olerlo, cuando desperté en medio del infierno.

La vida era dura decían los abuelos, nunca quise verlo, no tenía resuello…

Mirada inocente de ser desvalído, jamas aprendí a andar el camino.

Y ya en la tercera edad de mi vida quiero regresar al punto de partida, oír las luciérnagas y ver a los patos cómo sobrevuelan sin alas los campos.

Quiero ver el sol sin poder quemarme, quiero ir a la luna sin tener que atarme, saltar el abismo, navegar los mares, sentirme ligera, volar, despertarme de este sueño denso, de tanta amargura, de la distopía inútil y oscura.

2 comentarios en “CERES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s