TRES HORAS DE OSCURIDAD

Sólo tres horas sin luz y se encienden las alarmas. Se calienta el pensamiento y se congela la casa.

Todo se vuelve sencillo, no funciona casi nada. Empieza a hacer mucho frío, el miedo te invade el alma.

Y no estamos preparados para vivir sin tener luz eléctrica, una tele, la radio o el internet.

Todo está interconectado, y estamos tan encantados, no disponemos de nada y nada está en nuestra mano.

Te recomiendo que tengas una estufa de butano, una radio de galena, leña seca a tu costado.

Mucha fe, algo de paciencia, y el amor que Dios te ha dado.

Cualquier día, amigos míos, tendremos que echarle mano a las velas, las canciones, los cuentos de nuestros antepasados, para que junto a la hoguera nos demos todos las manos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s