ME SANO, TE SANO

Como un niño, como un gato, como el presente continuo que avanza abriéndose paso sin temor a lo desconocido.

Como el sol, como la luna, como la tierra y el mar, como esa vida que sabe que nada le va a faltar.

Me sano cuando agradezco, me sano cuando me mimo, me sano cuando me acepto, me sano cuando te miro.

Te sanas cuando te dejas, te sanas cuando te sueltas, te sanas cuando contemplas tu carita de aceituna.

Somos amor en acción, somos semillas divinas, somos ese corazón que te anima cada día a mirar con compasión y a quererte más todavía.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s