«SU CONCIERTO HAN ENTONADO»…

Yo tenía una amiga cuando era pequeña.

Ella era mi ídolo, ella era mi estrella.

Un día ella se fue y ya no volví a verla.

Pasaron muchos años, muchas lunas nuevas.

Siempre la recordaba pero no supe de ella hasta que un feliz día apareció de vuelta.

Llevaba lindos velos, y vestidos de seda y tras sus bellos ojos reconocí su huella.

Mi amiga y yo sabemos que los burros no vuelan, que la vida no es fácil y los años castigan.

Pero sus lindos ojos y mi bella sonrisa nos recuerdan que aún somos aquellas tiernas niñas.

Que los sueños se cumplen cuando el alma está viva, que siempre hay esperanza si el corazón palpita.

Y hoy estamos de vuelta la Congost y la Díaz para decirle al mundo que la vida es bonita.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s