DE SÓLIDO A GASEOSO

Cada vez más licuada, de sólida a gaseosa, atrapada en un cuerpo con cansada mirada.

Respirando profundo alcanzo alguna estrella y allí me recompongo y vuelvo a comenzar.

De sólida a gaseosa me perdono las penas y me callo palabras que ya no debo hablar. Y escucho atentamente contarme algunas penas y sé que tu camino yo no lo puedo andar.

Y medito y contemplo mi paz, mi vida bella y toda la poesía que fui capaz de crear. Y me siento orgullosa de tanta valentía, de seguir siendo yo a pesar del pesar.

No es gratis ni fue fácil, subí muchas montañas y me bañé en mil ríos, también me hinché a llorar…

Y hay noches como ésta, cuando hace tanto frío, me siento aún muy pequeña ante tanta inmensidad.

He cambiado de estado, ya no quiero ser sólida, inflexible, implacable, perfecta y muy mordaz. Prefiero la ternura, la suavidad impecable, la sutil elegancia, la palabra indomable de esa niña chiquita que sólo quiere amar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s