A MI NIÑA INTERIOR

Me busco y no me encuentro y me vuelvo a buscar entre papeles viejos y fotos del más allá.

Y no me reconozco y me vuelvo a perder, ya no sé mi nombre, ni cómo es mi piel.

Ayer está lejos y vuelvo a empezar. Todo es muy complejo o sencillo quizá.

Tan sólo conecta con aquí y ahora, suspira, respira y ¡arriba que ya es hora!

Busca esa pequeña morena de luna, con ojitos negros y piel de aceituna. Una niña frágil y fuerte a la vez. Una pizpireta que se hizo mujer.

Búscala en tu risa y en tu atardecer. Búscala en tus sombras y en tu desnudez.

Abrázala fuerte no la vayas a perder, no dejes que de nuevo se vuelva a esconder.

Átala a tus sueños, enséñale a hablar, dile muy bajito que la vas a amar y cuando se duerma cántale una nana, dale otro besito, acomoda su almohada.

Y vela su sueño, dile «hasta mañana» sabrá que la quieres como ella te ama.

Tu niña perdida detrás de tu vida, se quedó escondida sin encontrar la salida.

Ya llegó el momento María Asunción de contar el cuento de tu resurrección. Y con cada gesto, con cada palabra se curará el tiempo en que no te encontrabas.

MI AMIGO EL VIENTO

Hoy soplas con mucha fuerza. ¿Qué me querrás hoy decir? Siempre escucho muy atenta, tu ruido es música para mi.

Me hablas en la orejita y despeinas mi perfil, a veces susurras tanto que me dueles al oir.

Eres un viento potente, fuerte, grande, puro, inmenso. Eres el viento valiente que gobierna mi universo.

Alimentas bien el fuego, y despejas los dolores, te llevas las energías de los enfermos corazones.

Yo te canto viento antiguo, viento sabio, viento amigo. Eres el cuarto elemento, eres misterio y portento.

Tu soplido me enamora, mueves árboles y auroras, te meneas sin descanso, eres el rey prodigioso que me hablas sin palabras y prometes cosas sabias.

Y yo paciente te escucho, misterioso viento amigo, viento de antaño y hogaño, viento de todas las horas, viento que siempre enamoras.

Me limpias el corazón y nos devuelves la ilusión del tiempo que está llegando y tu lo vienes soplando.

LA HERIDA

A veces las heridas cuestan mucho de cerrar. Es profunda y escuece aunque intentes disimular.

¡Pusiste tanto empeño en hacerlo tan bien! Remaste a contracorriente y no pudiste alcanzar la costa. ¡Y te gastaste tanto! Te dejaste la piel y te dejaste buena parte de tu ilusión también.

Y la herida aún escuece, supura y se gangrena. ¡Está tan infectada y aún te da tanta pena!

Me dirás que es el ego y seguro que sí. Lo asumo, me lo trago y continúo sin ti.

Fuiste toda mi vida, mi pasión, mi trabajo.

Hoy me despido de tí y me duele… !carajo!

LA CAJA TONTA

El acervo popular la llama la caja tonta a este aparato inventado para distraer a la tropa.

Allí vemos las notícias como si fueran un dogma y nos tragamos historias de colores y de sombras.

Lo que dicen por la tele es verdad sin discusión, nadie duda ni un momento ni ve manipulación.

Yo te pido que te alejes un poco del televisor para que no contamine tu espíritu «dudador»

Ese pensamiento único, absurdo, manipulador, que te mete información aunque sea con calzador.

Que vomita las notícias preparadas de antemano, en total concupiscencia, mejor que en el Vaticano.

Que no conoce la ética, ni sabe que es la moral. Esa televisión tuerta, esa farsa monumental.

Te lo dice un ser humano que quiso ser periodista hasta que vi bien temprano lo que es la falsa notícia.

Las películas y anuncios, los deportes, las notícias todo es un inmenso juego para dormir a las familias.

Para poder dominarte y tenerte bien dormido y para ahora inocularte este asqueroso veneno impío.

Apaga la caja tonta amigo interlocutor, desengánchate del diario y enciende tu corazón.

DIMES y DIRETES

Ya se sabe que de cuna venimos muy chafarderos. Somos curiosos de nacimiento.

Nos preocupan las costumbres del vecino y esa práctica tan humana, que raya con lo morboso, que hace que fijes tu ojo en la cara de tu hermana.

Pero la verdad verdadera es que a nadie importa nadie. Todo es pura curiosidad. Ser chafardero es un arte.

Y si ese alguien alguna vez parece que fue importante, todavía importa más saber cómo vive o lo que hace.

Porque mientras tú te ocupas de pensar en el vecino, te olvidas ese ratito de mirar tu propio ombligo. De barrer esa basura que acumulas en tu alcoba. De limpiar la suciedad que alimentas en tu alfombra.

Y nos gusta conocer las miserias de los otros, no tanto por ayudar, más bien por sentirnos un poco menos miserables nosotros.

Alegrarse de lo bueno no resulta divertido, las plañideras del mundo tienen trabajo a destajo, llorando por las desgracias de los demás a diario.

Es tiempo de olvidar ese arte tan antiguo, esa falsa honestidad, ese murmullo, ese bicho que no nos hace vibrar alto más bien bien bajito…

Es hora de despertar amigo chismosito y empezar a resucitar nuestro lado más divino.

LA QUINTA DIMENSIÓN

Que si estamos en tercera pero hay que llegar a quinta…Pero por el camino te puedes quedar en cuarta.

De la primera a la octava, de la segunda a la sexta. El concierto está empezando y tú tocas en la orquesta.

Las dimensiones del mundo están un poco dispersas. Yo creo estar conectado, ¿tú ya has llegado a la meta?

No mires tanto al de al lado. No te compares, pero tampoco desfallezcas. El camino es personal. Mira tu ombligo y respeta el camino del vecino. La densidad de ahí a la vuelta.

Ya lo dijo el gran Machado, «nadie es más que nadie» así que piensa que la 5°dimensión, esa que tanto hoy anhelas, se logrará cuando pares de anhelarla con impaciencia.

Será cuando sea debido. Todo pasa y todo queda. Sigamos pues el camino. Yo te espero allá a la vuelta.

FRAGMENTO DE «MUJERES QUE CORREN CON LOBOS» – CLARISSA PINKOLA

«Abraza la soberbia que hay en ti, porque detrás de ella hay un niño no querido.

Abraza la exigencia que hay en ti, porque detrás de ella hay un niño que no ha sentido el Amor.

Abraza al “agradador eterno” que hay en ti porque detrás de él hay un niño rechazado.

Abraza la ira y el enojo que hay en ti, porque detrás de ella hay un niño abandonado.

Abraza al solitario que hay en ti, porque detrás de él hay un niño excluido y discriminado.

Abraza el desgano, la apatía, la falta de sentido, porque… detrás de todo esto, está tu niño padeciendo ser quién no es…

Abraza el dolor que hay en ti, porque detrás de él hay un niño lastimado.

Los niños que habitan dentro de nosotros, están empezando a manifestarse y esta vez no pararan hasta ser escuchados…

Desde lo más profundo de mi corazón te pido, no los silencies más…

Aprender a integrarlo, a comprenderlo, a abrazarlo, a liberarlo, devolverlo a la vida, esta es la tarea de hoy.

Te aseguro que es el Camino para que tu Divinidad baje a la Tierra.».

POEMA DE MARÍA SABINA – MUJER MEDICINA (Huautla de Jiménez, Oaxaca, 1894 – 1985)

Soy la mujer que sola nací
soy la mujer que sola caí
soy la mujer que espera
soy la mujer que examina
soy la mujer que mira hacia dentro
soy la mujer que busca debajo del agua
soy la nadadora sagrada porque puedo nadar en lo grandioso.
Soy la mujer luna
soy la mujer que vuela
soy la mujer aerolito
soy la mujer constelación huarache
soy la mujer constelación bastón
soy la mujer estrella, Dios
porque vengo recorriendo los lugares desde su origen
Soy la mujer de la brisa
soy la mujer rocío fresco
soy la mujer del alba
soy la mujer crepúsculo.
Soy la mujer que brota
soy la mujer arrancada
soy la mujer que llora
soy la mujer que chifla
soy la mujer que hace sonar
soy la mujer tamborista
soy la mujer trompetista
soy la mujer violinista
soy la mujer que alegra
porque soy la payasa sagrada.
Soy la mujer piedra de sal
soy la mujer luz cie día
soy la mujer que hace girar
soy la mujer del cielo
soy la mujer del Bien
soy la mujer pura
soy la mujer espíritu
porque puedo entrar y puedo salir en el reino de la muerte.
Soy la mujer que chupa
soy la mujer que limpia
soy la mujer que cura
soy la mujer hierbera
soy la mujer sabia en lenguaje porque soy la mujer sabia en medicina

EL MUNDO AL REVÉS

Te lo quieren prohibir todo, todo lo que te puede sanar

Te necesitan enfermo y sin fuerza para dudar

La lavanda generosa ahora se la quieren cargar

Esa planta milagrosa que a todos puede curar

No es casual, no es inocente, tampoco es casualidad

La vida del inocente tiene un valor especial

Todo lo que es natural: el sol, el agua, las plantas

Lo que no puedes comprar…

Todo lo quieren marcar con la marca de la bestia.

Pero la bestia, mi amigo, ya no tiene mucha fuerza

La fuerza se la das tú cuando sigues sus consignas

Cuando vas a la farmacia y después a la oficina

Cuando te crees a ese médico que no tiene corazón

Porque él toma tu remedio y no tiene vocación

Porque sabe lo que es bueno pero prefiere mentir

Porque te quieren enfermo sin capacidad de discernir

Reacciona ya ser humano, todo está dentro de ti

Tu poder estar ocultado y tu salud en las manos de los que te quieren muerto

Porque sobran los humanos, no les gustamos «despiertos»

La lavanda, el CDS, el MDSO, el agua pura del mar o el oro de tu vejiga

Todo lo quieren prohibir, para ellos todo es mentira.

Yo te digo compañero, alma despierta y humana, nada de lo que te cuentan es verdad esta mañana

Yo ya lo sé, tu lo sabes si te quieres informar.

Lo demás ya no me importa, yo vivo otra realidad

Cada cual tiene su vida, su camino y su lugar.

Si quieres tomar mi mano nos podremos liberar.

TÚ LO TIENES TODO

Estás completa, eres bella, eres también inmortal, sin embargo andas pidiendo amor de aquí para allá.

A ti te sobra a raudales, eres la fuente de amor, de abundancia de bondad, eres un Ser Superior.

No busques fuera mi amiga, no malgastes tu energía, no mendigues, no te quejes, no reclames compañía.

El Amor que a ti te sobra inunda todos los días. Sólo tienes que mirarlo de cara con alegría.

Péinate y lava tu cara, saluda a tu Padre Sol y desayuna un poquito sin demasiada pasión. Camina luego un ratito, acaricia alguna flor, bebe un poco de ese río o del océano mayor.

Pájaros, bosques, enanitos, todos reman a favor, somos muchos, somos ricos en abundancia y amor.

Esta vida es un ratito, no te la pases llorando, tu tienes todos los ritos para vivirla gozando.