COMER LUZ

Me gustaría tan sólo alimentarme de luz, sin tener que abrir la boca, ni defecar, ni orinar. Solamente alimentarme de esa eterna luz solar, que te calienta de día y te hace ser inmortal.

Alimentar mis latidos con su calor otoñal, sentir calor en mis tripas en verano y guardarlo en mi interior como si fuera una pila para el invierno peor.

Comer luz todos los días, y crecer en primavera como cualquier hortaliza, como el árbol y la flor. Y adornar todos los días, cual singular margarita los paisajes de tu vida, cantar como un ruiseñor.

Comer luz eso querría, ahora que me he hecho mayor, no me apetece comida, prefiero vivir del sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s