BROTES Y REBROTES

Que brote y rebrote, el virus saltarín, que un día infecta a cientos y otro mata a mil.

Que nos tiene encerrados, agazapados debajo del cojín, con la escafandra puesta hasta para ir a dormir.

Oh! Virus inventado en Corea o Pequín, Oh! Virus malcarado que asustas a mi pequeñín. Un rebelde sin causa, un fantasma, un delirio un desliz, se os ha ido de las manos y no sabéis ponerle fin.

Y el pobre virus brota y rebrota como buen capullín, asustando al anciano que no puede dormir.

Y quieren vacunarnos de un virus transparente, que nadie sabe cuándo, ni cómo un día aparece.

Un virus inoloro, incoloro e insípido, ¿un virus que no existe? Opina por ti mismo.

Y has de hacerte pruebas y falsos negativos, como si fueras un carrete de fotos de esos antiguos.

Y no hables con la gente y huye de tu vecino y no opines de nada, y trabaja poquito.

Este virus es la monda lironda del delirio. Suerte que somos muchos los que le hemos visto el plumero y no comulgamos con ruedas de molino, ni nos tragamos las milongas de los noticieros.

Oh! Virus, pobre virus¡! ¿Quién te ha hecho tan malito? Los virus, las bacterias, están en nuestro cuerpo, dejémosles vivir sin tanto cuento.

Brota y rebrota y vuelve a rebrotar, el virus de la vida que hoy te ha de salvar, el virus que te alumbra, que alimenta tu alma, el virus que se encierra en el corazón que ama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s