EL MIEDO

Tan antiguo como el hombre, necesario para su supervivencia, inservible para su crecimiento. Ya no te quiero, miedo.

Expansivo y excesivo, insolente y esperpéntico, ya no te necesito, miedo.

Déjame vivir tranquila, volar si lo necesito, tirarme en paracaídas, sin red sin ti, miedo amigo.

Demasiado me has tenido, me has sorbido la sesera, te has restregado en mi ombligo, me has gastado las ideas.

Eres pesado, mi amigo, sal por fin de mi cabeza, suelta el lastre de mi vida, confía en mi fortaleza.

Créeme, sabré vivir sin tu ayuda, te extrañaré sin tristeza, necesito estar segura de que te irás sin billete de vuelta.

Eres un asco querido, ya no sirves, no estamos en la selva, dejamos de ser monitos, ahora el simio es nuestra meta.

Olvídate de mi, miedo! Vete a ver a otra indefensa, yo ya viví muchas vidas, yo ahora ya tengo experiencia.

Podré vivir sin tu abrigo, ya no llueve ni hay tristeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s