ENTRE LA EMOCIÓN Y LA DEVOCION

Se movía como loco, como si supiera que estaba en el paraíso

Nos regalaba su movimiento para decirnos que estuviéramos tranquilos que estaba dispuesto a vivir.

Que se había armado de valor y había decidido experimentar la vida.

Que intuía lo que le esperaba y aún así no tenía miedo, era una guerrero de luz, un alma vieja y sabia que venía a por todas.

Nos invadió la emoción y empecé a sentir devoción por ese ser pequeño e indefenso que se estaba formando para la aventura de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s