EL LADO POSITIVO a Robert Martínez

Llegamos a este precioso planeta para jugar, reír y amar. Pero también venimos a experimentar la oscuridad, el miedo, el sufrimiento y el llanto.

Dicen que tenemos libre albedrío para escoger dónde nos situamos, que lado de la moneda escogemos, cómo vemos el vaso: medio vacío o casi lleno.

Hoy he conocido a un ser luminoso, angelical, divertido, mordaz, inteligente, amoroso, aparentemente fràgil pero increíblemente poderoso, contundente, esplendoroso.

Hoy he conocido al niño que me hubiera gustado ser, si no me hubieran castrado, reprimido, opacado, castigado, atemorizado, cuando era pequeña.

Hoy sé que podemos recuperar ese niño y toda su inocencia, luminosidad, belleza, risa, fuerza, practicando el difícil arte de ver sólo y siempre el lado positivo.

Así de sencillo y así de difícil.

¿Practicas conmigo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s