ESA VOCECITA

No me pasas ni una, no me dejas en paz,

te escucho en mi cabeza, te tengo que escuchar

Eres esa conciencia que me hace despertar

eres mi voz interna que me obliga a reflexionar.

No quiero que te calles, ni que dejes de hablar

Así sé si mis pasos muy errados están.

Y me muero de vergüenza y me causa dolor,

darme cuenta, conciencia, de mi más nimio error.

Porque todas las noches, antes de ir a dormir

tú me enseñas, conciencia, lo que no supe decir.

Lo que dije sin causa, lo que pude mentir,

las veces que me quise, sin saberlo, lucir.

Cuando me hice la lista, cuando te critiqué

cuando fui más que un ego, demasiado cruel.

No te calles, conciencia, no me dejes en paz

quédate cuando duerma y déjame soñar.

Para que un día despierte y me sienta feliz

y no te necesite porque vivirás en mi.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s