YO YA ME PUEDO MORIR

Ya no me muerdo las uñas…

No me coge esa ansiedad que no dejaba vivir.

Ahora que no tengo madre,

Ni padre con quien discutir…

Que mi abuela me despierta con mi nieto pequeñín.

Ahora que mis bellas hijas han volado del jardín

¡Y son mujeres tan sabias! ¿Qué más se puede pedir?

Hice lo que había que hacer, sin pensar ni dimitir de mi condición de madre, de mi marido infantil.

Me separé de tu padre, y me junté con un ser que no supo conformarse con lo que había que hacer.

Ya lo hice casi todo, estudié mucho anteayer y trabajé en un trabajo que no me supo querer.

Y no me muerdo las uñas, y me como todo el sol y ya no sufro si peso un kilo menos o dos.

Pero no vengas ahora, señora del ultramundo, aun tengo alguna ilusión, aun quiero comerme el mundo.

Aún quiero ver a mis nietos jugando por las mañanas, corriendo por el jardín, comiéndose mis manzanas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s