FELIZ SOLSTICIO – un mensaje del Amawta Fernando Ergueta desde Los Andes

Somos una generación de cambios. Nos ha tocado soltar nuestros miedos inculcados por los miedos.

¿Qué es una sociedad sin miedos y sin patrones ? Es una hoja de papel en blanco en donde se puede escribir cualquier nueva historia o hacer borrones.

¿Qué mundo estamos por vivir? Un mundo desestructurado en el que las realidades superan las propuestas religiosas e ideologicas.

¿Cómo es el futuro? Del tamaño de la conciencia colectiva.

¿Cómo será la vida de cada uno? Hemos construido unas sociedades extrovertidas, materialistas, llenas de hedonismos contaminados de un falso concepto acerca de la mercancía felicidad que se pretende monetizar.

Nos tocará vivir y explorar nuestro mundo interior, reconocer que la felicidad la llevamos dentro, oculta e inexpresiva. Encontrar el punto de equilibrio interior que nos permita asegurar nuestra existencia en conexión con el universo.

Deberemos volver a encontrar la magnificencia de los templos de energía que tiene la madre tierra, para celebrar la vida por ciclos y compartir el amor y la solidaridad entre los hombres.

Es difícil ejercer el perdón unilateral si no hay el espejo. Pero el perdón existe en la ley natural, es la inocencia y la humildad para convivir con el que nos hizo daño.

Siempre es el perdedor el que gana la guerra, porque eroga los gastos de la destrucción. Siempre ganan los conflictos los que no renuncian a sus principios, porque en la oscuridad no podemos renunciar a nuestra luz. La libertad, entonces, consiste en no encadenarse ni dejar que nos encierren en cárceles de lujo ni espacios pequeños que condicionen nuestra expansión espiritual.

Es tiempo de celebrar la rueda del tiempo, de agradecer el milagro de la vida expresando nuestra conexión con la fuente de la vida, la oportunidad de acariciar con nuestros pies, nuestras manos y nuestra mirada la grandeza que la madre tierra manifiesta.

El fuego, la danza y la pluma, la mirada y la palabra, son las herramientas y el abrazo que nos permiten quitarnos las corazas. No es lo mismo bailar que danzar. El universo se sostiene en una danza inexorable y sostenida. Dancemos en este ciclo de este nuevo tiempo, festejando el Mara Takha Solsticial, despojándonos del dolor… quizás, limpiando con el agua de una lágrima el peso del pasado.

Elevemos nuestra oración hacia el Tata Inti en este nuevo Inti Raimy.

Jallalla Tribu Amawtica!!!

Amawta Fernando Desde los Andes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s