DESCANSAR EL CUERPO

Es nuestra carrocería y tenemos que cuidarla. No dura toda la vida y nos será necesaria.

Vivimos ya muchos años y los hemos de vivir con la salud y la alegría para poder discernir lo que nos hace reir y lo que no nos deja dormir.

Cuida tu carrocería y no comas porquerías. Cuídala con afición. Tu cuerpo no es una prisión, es un tesoro perfecto, es el mejor recipiente que pudiste conseguir. Si, ya sé que no es sutil, es frágil y delicado, has de andarte con cuidado si quieres con él vivir.

El cuerpo te ha de durar hasta llegar al final con la salud necesaria para que puedas morir sin quejas y sin dolor. Morirte con la alegría de haber cumplido con tu misión.

Cuida tu cuerpo mi hermano no hay otro envase mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s