IMPROVISANDO

Y cuando sea el final llegarás improvisando, como pasaste la vida, sin saber cómo ni cuándo.

Da igual que lo vivas todo o te quedes a dos velas, seguirás improvisando igual que lo hizo tu abuela.

Que la vida no se ensaya, que la vida no se estudia, que la vida te hace un guiño y juega a la ruleta rusa.

Y querrás diseccionarla y hasta incluso conocerla, pretenderás controlarla, pero no vale la pena.

La vida es una payasa que juega contigo al mus, un día te da un abrazo y el otro una zancadilla,

Así es la muy listilla, siempre estarás distraída y sin poder descansar.

La vida juega al azar, sin tener nada dispuesto, no des nada por supuesto, pues ella lo desarmará.

Si no fuera porque sé que nada es casualidad, que estaba todo ya escrito, antes de llegar acá

Creería en la mala suerte, en el azar y la muerte.

Hoy sé que yo me propuse este juego, este disfrute, para crecer y sanar toda mi estirpe universal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s