MUÑEQUICAS

Encorvada, dolorida, enclaustrada, sometida

La vida te ha pasado por encima

Tu sonrisa en una mueca hoy convertida,

Tu rizos en pesadillas

Tus ojos de azul celeste ya no brillan mi querida tía.

Eráis dos muñequicas que el tiempo convirtió en sal

Una prefirió morirse, la otra malvive frente al mar

¡Qué pronto pasa la vida!

¡Qué difícil recuperar las palabras nunca dichas, los besos que no se dan!

Buen viaje tía Conchita…

Que lo acabes de pasar sin tanto dolor a cuestas en tu cuerpo

y sobre todo en tu alma que tiene ganas de volar

y salir de la prisión donde nunca quiso estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s