APRENDIENDO

No aprendemos a callar. Hablamos más de la cuenta, nuestra lengua se acelera y se cae por la cuneta.

Hoy me han dado una lección. Aprende a cerrar la boca y no te hagas el sabiondo cuando no te toca.

Salvadores de la patria, consejeros, sanadores…Nos hace falta humildad, discreción, silencio y flores…

Hablar cuando nos preguntan. Opinar si nos lo piden. Aconsejar casi nunca. ¡Cerrad el pico querubines!

No vaya a ser que se note que es el ego el que discute, el que opina, el que provoca, el que siempre se inmiscuye. El que va dando la lata y se hace el listo y el sabio. No vaya a ser que se note que es un maldito pazguato.

¿O acaso tienes resuelto el enigma de tu vida? ¿Ya lo tienes todo claro? ¿Ya no te causa fatiga despertarte cada día?

Aprende a guardar silencio. No quieras cambiar el rumbo. Cada cual tiene su mundo, cada cosa va su tiempo.

La vida siempre es un reto. Ejercita la paciencia, la humildad, la permanencia en tu Ser que es la esencia que a todos nos unifica. Confía siempre en la vida. Ella es la mejor maestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s