VOLVIENDO A CASA

Me morí ayer y empecé a vivir.

Dejé de sufrir por pagar el alquiler o la hipoteca, por comprar comida o ropa para vestirme.

Dejé de poner gasolina al coche, de pagar peajes, zona azul, parquings…

Dejé de tener que ir al cine o a cenar para relajarme, de ir de vacaciones para descansar…

Me morí y empecé a vivir.

Empecé a disfrutar de la eternidad sin tiempo ni espacio.

Comencé a desplazarme sin subir a un avión ni pasar aduanas, ni fronteras…

El mundo era pequeño para mi y visité mil mundos más, todos los universos posibles estaban a mi alcance.

Salí de mi cuerpo y ocupé todos los cuerpos, me sumergí en todos los océanos y habité todas las montañas.

Fui árbol y pez, águila y camino, cielo y nube.

Fui eterno.

Me morí y empecé a vivir.

Un comentario en “VOLVIENDO A CASA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s