INCOMPATIBILIDADES o parafraseando a G.A.Bécquer

Y… de pronto, te das cuentas que sois incompatibles.

¿O tal vez estás empezando a quererte?

Nos adaptamos al otro por miedo a la soledad, al abandono.

¡Nos han abandonado tanto!

¡Nos hemos abandonado tanto!

Somos sanguijuelas chupando la energía y el amor de nuestros semejantes.

No hemos aprendido a lamernos las heridas y alimentarnos de nuestra propia sangre…

No sois incompatibles, tan sólo sois iguales, huérfanos de cariño, ebrios de amor, demandantes de caricias, frágiles niños que destetaron antes de tiempo.

Mírate en sus ojos, reconócete en sus palabras, escucha tu latido en el corazón del otro y descúbrete principiante.

Podrá no haber palabras pero siempre habrá amantes que se abracen.

Y confía que, con los años, por fin seréis buenos dialogantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s