PROPÓSITO

img_20171013_203808.jpgA ser congruente se aprende con los años. Pensar, sentir y hacer lo mismo que se quiere, se piensa y se ejecuta es un trabajo de madurez exquisito y delicado que resulta de un equilibrio y una paz entre la mente, el alma y el corazón.
Que las emociones no nos dominen y los pensamientos no nos esclavicen. Que sea el alma y el amor incondicional quien se erija dueño y señor de nuestra vida, en perfecto equilibrio con el cosmos del que procedemos y con la Madre Tierra a la regresaremos.
Jallalla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s